PP, VOX y Cs bloquean de nuevo el acuerdo sobre las retribuciones municipales

El alcalde, Daniel de la Rosa, charlando con representantes de Ciudadanos en el Pleno de la semana pasada. /PCR
El alcalde, Daniel de la Rosa, charlando con representantes de Ciudadanos en el Pleno de la semana pasada. / PCR

Desde el PSOE critican que la oposición rechace que el alcalde renuncie al incremento salarial propuesto

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Continúa el sainete. Los representantes de PP, Ciudadanos y VOX han vuelto a tumbar hoy el acuerdo alcanzado previamente en torno al incremento de las retribuciones de los corporativos municipales. Lo han hecho en la comisión de Personal, durante la que se ha elevado a debate el acuerdo suscrito días atrás por la Junta de Portavoces mediante el que se proponía que las retribuciones del Ayuntamiento se equipararan a las de la Diputación Provincial.

A pesar de que esta propuesta fue elevada por los tres grupos de la oposición y aceptada por los socialistas, PP, Ciudadanos y VOX han cambiado hoy de parecer, argumentando que el texto elevado a debate no recoge todos los términos pactados. Así, según subrayan desde el PP, en el texto «se suprimen, entre otros, requisitos imprescindibles legales como la dedicación mínima para el control de horarios, etc». Una situación que, a juicio de los 'populares', supone un capítulo más de los «errores» cometidos por el PSOE en las últimas semanas.

En este sentido, la portavoz del Grupo Socialista, Nuria Barrio, se ha mostrado muy crítica con la actitud de los tres grupos de la oposición. «El texto que se ha llevado a Personal lo han redactado los técnicos, adaptando la realidad de la Diputación al Reglamento Orgánico de Funcionamiento del Ayuntamiento. Ni más ni menos». A este respecto, incide, «la única diferencia es que las retribuciones deben ser nominativas», es decir, tienen que venir reflejadas «con nombres y apellidos».

En el expediente, además, también se incluía la renuncia expresa del alcalde, Daniel de la Rosa, a incrementar su salario respecto al anterior mandato, algo de lo que «ya informó en la Junta de Portavoces» y que ahora parece que no gusta a la oposición. «No entiendo que estén en contra de que Daniel de la Rosa no queira subirse el sueldo. Además, no debería haber problemas legales, puesto que ya hay precedentes de renuncias de corporativos en este sentido durante la legislatura pasada, incluido el propio Daniel de la Rosa». El entonces portavoz socialista renunció hace cuatro años al 10% de su sueldo «y nadie dijo nada».

Con todo, y a pesar de que mañana mismo se ha convocado una nueva comisión de Personal para tratar el tema, Barrio insiste en que los socialistas no van a cambiar «ni una coma» del texto, que será elevado a debate plenario el próximo viernes. «Si quieren que haya un control de horas, que lo haya, no tenemos ningún problema, pero eso no puede ser un impedimento» para cerrar un «debate desagradable».