Los bomberos de Burgos incorporan un nuevo camión autobomba

El nuevo camión autobomba para el Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento. /BC
El nuevo camión autobomba para el Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento. / BC

Con un coste de 350.000 euros, el vehículo está configurado como la primera dotación para la extinción en el entorno urbano

Europa Press
EUROPA PRESSBurgos

El alcalde Burgos, Javier Lacalle, entregó este lunes al Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento un nuevo camión autobomba, que ha tenido un coste de 350.000 euros.

El vehículo, denominado 'Autobomba Urbana IVECO MAGIRUS', será destinado a atender las necesidades de los bomberos y se configura como la primera dotación para la extinción en el entorno urbano.

El chasis del nuevo camión tiene una versión especial fabricada por Iveco para los servicios de bomberos con motor de 320 caballos y caja de cambios automática 'Allison', con el fin de facilitar la conducción en emergencias.

Asimismo, cuenta con un completo equipo de prioridad y emergencias en color azul, atendiendo a la nueva normativa de tráfico, y dispone de una cabina especial para tripulación, de acuerdo con la normativa europea.

El camión dispone de seis plazas, dos delanteras y cuatro traseras, con soportes para los equipos de respiración para la inmediata operatividad de los bomberos y cuenta con siete armarios para el material, tres en cada lado y uno en la parte trasera.

La capacidad de su cisterna es de 2.000 litros, con una bomba hidráulica centrífuga de dos etapas, con capacidad para impulsar agua a 3.000 litros por minuto, a baja impresión a diez bares y 400 litros por minuto a alta presión a 40 bares.

Además, posee un carrete de agua de pronto socorro de 25 milímetros y 20 metros de longitud y cuanta, como material de equipamiento, con focos portátiles de iluminación, mangueras de diferentes tipos, piezas de conexión hidráulicas, equipo de generador de espuma y lanzas automáticas de agua.

También dispone de extintores, cinco equipos de respiración autónomos, cojines neumáticos de alta presión, ventilador eléctrico para la evacuación de humos, herramienta eléctrica combinada para rescate, herramientas manuales, botiquines y accesorios de limpieza.

Su incorporación se produce después de que el Ayuntamiento de Burgos firmase el pasado 21 de enero un contrato para la incorporación de otros dos vehículos ligeros al Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento.