Buen arranque de año para la Hermandad de Donantes

El subdelegado del Gobierno, Roberto Saiz, charlando con el presidente de la Hermandad de Donantes, Francisco del Amo/GIT
El subdelegado del Gobierno, Roberto Saiz, charlando con el presidente de la Hermandad de Donantes, Francisco del Amo / GIT

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, se acerca a donar sangre para «contribuir» a extender la solidaridad

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Hacía muchos años que no donaba sangre, concretamente «desde la mili», pero hoy se ha animado. El subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, ha aceptado hoy la invitación de la Hermandad de Donantes de Sangre y se ha acercado al Divino Valles para extender el brazo. Lo ha hecho, según ha insistito, para «contribuir a que se extienda esta práctica».

Y esa era precisamente la intención que perseguía la Hermanad, cuyo presidente, Francisco del Amo, ha señalado que la presencia en la sala de extracción de una de las figuras con mayor responsabilidad de Burgos supone una suerte de símbolo. «Esto sirve para que la gente pueda recordar que estamos aquí esperando a que vengan a donar sangre». Una sangre que, ha añadido, «se sigue necesitando», ya que «todavía no hemos conseguido fabricarla».

En este sentido, el propio Del Amo ha reconocido que las cifras de la Hermandad en Burgos continúan siendo muy buenas, rondando las 20.000 estracciones anuales en los últimos ejercicios. Y este año, la tendencia también es «muy buena».

Relevo generacional

Aún así, el presidente de la Hermandad insiste en que todavía quedan muchos objetivos por cumplir. «Subir las cifras que nosotros tenemos es prácrticamente imposible», pero el reto es conseguir un relevo generacional. «El futuro de las donaciones está en los jóvenes» y a veces cuesta demasiado atraer su atención.

Para salvar esa barrera, desde la Hermandad se decidió tiempo atrás poner en marcha campañas informativas en los colegios de Infantil y Primaria. Unas campañas que plantean dos objetivos concretos: crear conciencia de la importancia de la donación «desde niños» y, de paso, arrastrar a los padres. Y los resultados, según ha señalado Del Amo, están siendo más que positivos. Como muestra un botón. En una acción concreta llevada a cabo en el complejo educativo de Fuentes Blancas, de 120 extracciones obtenidas, más de 90 eran de nuevos donantes.

De momento, y a la espera de mantener esa progresión, lo cierto es que la Hermandad parece haber conseguido un nuevo donante. Hoy ha sido la primera, pero el propio Saiz ha confiado en que no sea la última. «Espero que mi condición física me permita donar con periodicidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos