Burgos completará su red de centros cívicos en 2021 con el de Fuentecillas

Burgos completará su red de centros cívicos en 2021 con el de Fuentecillas

La Mesa de Contratación selecciona el proyecto de Barrio y Cameno | El presupuesto de ejecución será de 2,8 millones de euros

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Tras la apertura de los centros de Gamonal Norte y San Juan, Burgos está a un paso de completar su red de centros cívicos. Sólo le falta uno, el de la zona oeste, y ya hay previsión concreta para su apertura. Según ha asegurado hoy el alcalde, Javier Lacalle, el nuevo centro cívico de Fuentecillas podría abrir sus puertas en 2021, completando así una red «única en Castilla y León».

Esa es al menos la pevisión que se mantiene para un proyecto que ya ha comenzado a dar sus primeros pasos efectivos. Y es que, la Mesa de Contratación ha seleccionado ya el proyecto que se llevará a cabo. Finalmente, la idea elegida ha sido la presentada por el estudio de arquitectura burgalés Barrio y Cameno, una propuesta basada en un edificio de planta única de unos 3.500 metros cuadrados.

Dicho inmueble será el segundo de la ciudad construido bajo los criterios de máxima eficiencia energética, por lo que el consumo será «mínimo». Contará con 11 salas de usos múltiples, un salón de actos de unos 400 metros cuadrados y despachos para el actual CEAS de la zona y el posible décimo CEAS de la ciudad -pendiente de la autorización de la Junta-.

Asimismo, también contará con una cocina taller, un patio interior, una zona de juegos y 24 plazas de aparcamiento subterráneo, al que se accederá desde la avenida de la Independencia. El acceso peatonal, por su parte, se realizará desde la calle Acuña.

Lo que no tendrá el nuevo centro será una biblioteca, ya que, tal y como ha recordado la concejala de Servicios Sociales, Gema Conde, a escasos metros se levanta la biblioteca Miguel de Cervantes.

Una vez seleccionado el proyecto, ahora toca desarrollar todos los trámites administrativos. Y estos se desarrollarán en dos vertientes. Por un lado, se ha de promover un estudio de detalle de la parcela donde se ubicará, un proceso que puede demorarse varios meses. Paralelamente, el estudio de arquitectura deberá redactar el proyecto básico para, posteriormente, hacer lo propio con el proyecto de ejecución.

El desarrollo de estas fases culminará, si todo sale según lo previsto, con la licitación en 2019 de las propias obras, con la intención de que el grueso de los trabajos se lleve a cabo en 2020 y en 2021 puedan abrirse las puertas de la nueva instalación.

Según ha subrayado Lacalle, Burgos contará ese día con «el octavo y último» centro cívico de la ciudad, una instalación que prestará servicio a una población de unos 30.000 habitantes de San Pedro de la Fuente, Fuentecillas y la Barriada San Juan Bautista que hasta ahora no podían disfrutar de los servicios con los que ya cuenta el resto de la ciudad. «Tienen el mismo derecho que el resto» a beneficiarse de un servicio que tiene «una acogida extraordinaria», tal y como reflejan los datos. No en vano, ha subrayado Lacalle, uno de cada dos burgaleses tiene carnet de los centros cívicos y en 2017 se llevaron a cabo 1,5 millones de usos, con 4.500 usuarios diarios.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos