Burgos presentará candidatura formal para acoger la Copa del Rey o la Supercopa de baloncesto en 2021

Burgos presentará candidatura formal para acoger la Copa del Rey o la Supercopa de baloncesto en 2021

Todos los grupos políticos cierran filas en torno a la candidatura, si bien, la falta de concreción en torno a las aportaciones económicas necesarias generan dudas

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Burgos presentará su candidatura para albergar en 2021 la celebración de la Copa del Rey o la Supercopa de baloncesto. Así lo ha decidido hoy el Pleno municipal, que ha aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos una propuesta elevada por el PP mediante la que se pretendía oficializar una candidatura sobre la que ya se viene trabajando desde hace meses.

De hecho, el propio alcalde, Javier Lacalle, ha recordado que la posibilidad empezó a barruntarse hace ahora dos años, con motivo de la celebración en Vitoria de la Copa del Rey. Desde entonces, los contactos entre responsables del Ayuntamiento, del San Pablo Burgos y de la ACB han sido constantes. Es más, hace apenas unas semanas hubo una reunión entre representantes municipales y de la asociación de clubes para seguir analizando la posibilidad.

Y ese es el camino que se seguirá a partir de ahora, aunque ya de manera formal. Así, el objetivo es conseguir que Burgos acoja una de las dos competiciones en 2021, aunque según ha reconocido Lacalle, es «más fácil» conseguir la celebración de la Supercopa, un torneo de menor importancia y repercusión que la Copa del Rey.

Eso sí, la propuesta, a pesar de alcanzar el consenso de todos los grupos, ha generado varias dudas, basadas fundamentalmente en el coste de organización. Un coste que, según el alcalde, de momento no se puede cifrar, ya que depende de varios factores, incluida la posible ayuda que pudiera llegar de otras administraciones como la Junta de Castilla y León.

Sea como fuere, la apuesta está ahí. Habrá que ver cómo van evolucionando las negociaciones con la ACB, pero «Burgos tiene condiciones para poder acoger» una competición de estas características, que puede tener una repercusión económica muy positiva para la ciudad. Así al menos lo demuestran los estudios efectuados sobre la materia por organizaciones como Kantar Media, que cifran en más de 20 millones de euros el impacto económico la organización de la Copa del Rey.