El fuerte viento provoca caídas de árboles y cristales sobre vehículos y ramas en la calzada impidiendo el tráfico

Árboles y ramas se han caído esta tarde por efecto del viento/Bomberos de Burgos
Árboles y ramas se han caído esta tarde por efecto del viento / Bomberos de Burgos

Los Bomberos de Burgos han realizado numerosas intervenciones esta tarde por caídas de árboles y ramas en la capital | DANA ha traído fuertes vientos, lluvias y bajada de temperaturas

PATRICIA CARRO y CÉSAR CEINOSBurgos

La lluvia y el viento provocados por la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) que están sufriendo en el día de hoy los burgaleses también está afectando al arbolado de la ciudad. El teléfono del parque de Bomberos de Burgos ha recibido a lo largo de toda la jornada, especialmente en horario de tarde, numerosas llamadas alertando de ramas caídas y árboles rotos en diversos puntos de la ciudad del Arlanzón.

El caso más espectacular se ha registrado probablemente en la avenida Casa de la Vega, donde un gran árbol no ha podido resistir el empuje de la meteorología adversa, se ha venido abajo y ha dañado a tres vehículos que estaban aparcados al lado. En concreto, la fuerza de las inclemencias del tiempo ha arrancado hasta las raíces del vegetal.

Vehículos dañados.
Vehículos dañados. / BC

El trabajo de los bomberos se ha multiplicado y muchos viandantes han escuchado las alarmas de sus vehículos. la presencia de ramas caídas ha obligado a realizar salidas a la calle Vitoria, el Paseo Sierra de Atapuercao el Puente Malatos. En las avenidas Castilla y León y Palencia, en este caso a la altura de San Amaro, sendas ramas caídas en la calzada han cortado, además, el tráfico de manera puntual, provocando alguna retención y numerosos problemas de circulación.

Además, el fuerte viento ha ocasionado la rotura de una ventana en la calle Progreso, cuyos cristales se han caído sobre un vehículo. Y, ya de noche, los bomberos han tenido que actuar en el Camino Vallargarmar, en las traseras de la UBU, por la caída de la rama sobre el tendido eléctrico.

En la mayoría de los casos, tanto la lluvia como el viento son los responsables de las sucesos, puesto que el agua registrada por la mañana ha sido absorbida por los árboles y ha facilitado que el viento tire las ramas al aumentar su peso.