La calle Nuestra Señora de Belén se abre a sus vecinos

Los nuevos árboles de hoja perenne no alcanzarán un gran tamaño, evitando los inconvenientes generados por los pinos que había anteriormente/IAC
Los nuevos árboles de hoja perenne no alcanzarán un gran tamaño, evitando los inconvenientes generados por los pinos que había anteriormente / IAC

Cinco meses después de su inicio, las obras de esta vía perpendicular a la calle Madrid están a punto de terminarse | La calle ganará en luz, accesibilidad y suministros

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Las obras de la calle Nuestra Señora de Belén –perpendicular de la calle Madrid que la une con Calleja y Zurita- concluirán en los próximos días, después de 5 meses de trabajos. El alcalde, Javier Lacalle, ha visitado esta mañana la situación de las obras, que está ejecutando Herrero Temiño con un presupuesto de más de 300.000 euros.

Principalmente, este proyecto permite, el espacio peatonal, la luz artificial, con dos farolas más, y la natural, sustituyendo los seis grandes pinos por doce árboles de un tamaño mucho más comedido. De esta forma, el peatón se encontrará con un escenario más amplio y con más luz del que existía anteriormente. También se ha reemplazado el mobiliario urbano.

Aunque el número de aparcamientos de la vía es prácticamente el mismo, ahora se podrá estacionar en ambos márgenes de la calzada. Sin embargo, en la confluencia con la calle Madrid se han suprimido algunos espacios, de manera que la entrada a la calle sea más fluida y segura.

Por otro lado, el tramo final de la calle, el que da acceso a la calle Calleja y Zurita, se ha elevado, para dar preferencia al peatón y obligar a los conductores a reducir la velocidad en un punto delicado por su limitada visibilidad.

Finalmente, cabe destacar que el parque del Doctor López Saiz ha perdido unos metros, haciendo más visible la estructura de hormigón que no aporta utilidad, sino más bien inconvenientes a la hora de entrar y salir de los vehículos que estacionen en ese margen de la calle. El alcalde ha explicado que la estructura (se puede ver en la galería de imágenes), hace referencia a un espacio privado de uso público, por lo que para retirarla sería necesario alcanzar un acuerdo con los vecinos, si bien él está por la labor de que el espacio fuese simplificado, ganando en utilidad y estética para los vecinos.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos