Cerca de 1.000 perros y gatos fueron abandonados en Burgos en 2017

Cerca de 1.000 perros y gatos fueron abandonados en Burgos en 2017

La Protectora de Animales y la asociación PROANBUR recuerdan que las mascotas no son un juguete y, antes de comprar un cachorro, recomiendan la adopción

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

'No soy un juguete'. Con este lema, claro y directo, la Sociedad Protectora de Animales, PROANBUR (Asociación para la Protección Animal de Burgos) y el Ayuntamiento recuerdan a los burgaleses que antes de adquirir una mascota para regalar en Reyes tengan muy presente que asumen una responsabilidad para con el animal, un ser vivio con derechos que se merece un mínimo de respeto.

En Navidad es muy habitual que Papá Noel o los Reyes Magos respondan a caprichos, de grandes y pequeños, que piden un cachorro, sobre todo. Los perros, cuando son pequeños, parecen casi un peluche, pero nada más lejos de la realidad. Por ese motivo, desde las entidades protectoras piden a los burgaleses que antes de comprar un perro, o un gato, se lo piensen y, si están decididos a asumir ese compromiso, opten por la adopción, pues son muchas las mascotas que esperan el amor de una familia.

Solo en la Protectora han entrado 700 animales, entre perros y gatos, y cada año incrementa el número de abandonos

En la capital, durante 2017, se han registrado cerca de 1.000 abandonos de animales, entre perros y gatos, según las cifras que manejan la Sociedad Protectora, PROANBUR y el Ayuntamiento. En concreto, la perrera municipal ha recogido un centenar de animales, mientras que en la Protectora han entrado 700, y otro centenar en PROANBUR. «Hace falta mucha concienciación», ha asegurado Mónica Gómez, vicepresidenta de la Protectora de Animales de Burgos, pues «estamos yendo a peor».

El número de abandonos crece año tras año, sin contabilizar aquellos casos en los que los animales acaban muertos en una cuneta o son eliminados por sus dueños, pues no queda registro de su existencia. Y las adopciones son insuficientes. En la Sociedad Protectora rondan el 60 por ciento, y un procentaje del 90 si hablamos de la perrera municipal y PROANBUR, pues manejan cifras de recogida inferiores. Además, «las casas de acogida son imprescindibles», sobre todo para entidades como PROANBUR que no tienen instalaciones propias, y todos los animales que recogen van con una familia de acogida.

Bolsas para todos

Judith Sánchez, de PROANBUR, recuerda que los animales son seres vivos, con derechos, y que se merecen respeto. Se asume un compromiso para toda la vida de la mascota, y no es justo abandonarlos cuando ya no encajan en nuestra vida. «No son un juguete», insiste, y además exigen responsabilidades, como sacarlos a diario a la calle y proporcionarles actividad física, por su salud no solo física sino también mental.

Por ese motivo, el Ayuntamiento también pone en marcha este 2018 una campaña de reparto gratuito de bolsas para la recogida de excrementos. La concejal de Sanidad, Lorena de la Fuente, ha recordado que los propietarios están obligados a recoger los excrementos, y todos aquellos que se pasen por el área de Sanidad, con la cartilla correspondiente, podrán recibir packs de 50 bolsas de plástico. Que no sea por falta de bolsas, ha insistido De la Fuente.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos