Científicos del CENIEH participan en el primer estudio de fósiles del hombre de Pekín

Dientes de Homo erectus estudiados/BC
Dientes de Homo erectus estudiados / BC

El estudio se ha centrado en seis dientes de Homo erectus hallados a mediados del siglo XX en un yacimiento de Pekín

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Científicos del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) han participado en el equipo que ha estudiado por primera vez los restos originales que se conservan del «hombre de Pekín», cuyas conclusiones se recogen en un artículo publicado en la revista Scientific Reports.

Según ha informado el CENIEH, el estudio se ha centrado en seis dientes de Homo erectus hallados a mediados del siglo XX en el yacimiento del Pleistoceno Medio de Zhoukoudian (Pekín).

Según los autores de este artículo, titulado 'The fossil teeth of the Peking Man' ('Los dientes fósiles del hombre de Pekín'), existen similitudes entre los dientes de Zhoukoudian con los de otros yacimientos chinos de un periodo similar, pero también diferencias con otros dientes atribuidos tanto a Homo erectus y a otras especies de homininos de África y Europa. De hecho, desde el CENIEH confían en que este trabajo abra las puertas de manera definitiva a una revisión de todo el material humano fósil del Lejano Oriente.

El material arqueológico y paleontológico (incluidos numerosos restos humanos) de este yacimiento chino, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, se perdió durante la Segunda Guerra Mundial mientras se trasladaba a Estados Unidos.

En la actualidad solo existen seis dientes originales, recuperados entre 1949 y 1959 y en 1966, cuya descripción y comparación es objeto de este trabajo liderado por Xing Song, del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología (IVPP) de Pekín, en el que también han participado María Martinón-Torres, directora del CENIEH y José María Bermúdez de Castro, coordinador del programa de Paleobiología de homínidos del centro.

A partir de la pérdida de los restos hallados en la década de 1930 se han utilizado para los estudios réplicas de escayola de muy mala calidad, así como las descripciones y dibujos que dejó el investigador Franz Weidenreich.

Los fósiles humanos fueron atribuidos inicialmente por el antropólogo canadiense Davison Black a la especie Sinanthropus pekinensis. Más tarde, ya en la década de 1950, estos fósiles fueron incluidos en la especie Homo erectus y durante mucho tiempo se mantuvo la idea de que esta especie fue antecesora directa de la humanidad actual, lo que ha provocado que todos los fósiles humanos encontrados en el lejano oriente y en las actuales islas de Indonesia han sido atribuidos de manera sistemática a Homo erectus.

Varios estudios recientes han señalado diferencias entre todos estos fósiles, que se consideran como variaciones normales dentro de la especie.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos