Los cines de Burgos ya venden las entradas más baratas

Los cines de Burgos ya venden las entradas más baratas
Ramón Gómez / El Norte

El Van Golem ha aprovechado la ocasión para aplicar una reducción mayor a la del IVA

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, ya en vigor, incluyen una demanda muy reclamada por el sector cinematográfico: la bajada del Impuesto del Valor Añadido (IVA) de las entradas del cine del 21% al 10%. Y en los cines de la capital (Van Golem y Centro Comercial El Mirador) el bolsillo del cliente ya lo está notando.

Después de sus vacaciones, los responsables de las salas de la Avenida Arlanzón han colgado la nueva lista de precios. En este caso, a la reducción del IVA se ha sumado un descuento adicional, ha explicado la gerente de Van Golem, Alicia Alonso. «Hemos bajado el IVA y algo más tras escuchar a la gente que viene al cine, que siempre nos lo pedía», ha manifestado.

No obstante, tampoco cree que este descenso vaya a provocar ni largas colas en las taquillas ni locales llenos hasta la bandera. «Cuando subió el IVA se notó unos dos meses y ahora creo se activará un poco», ha comentado la encargada de las seis pantallas situadas junto a la orilla del río.

El precio de los billetes ha caído entre 70 céntimos, en el pase más caro, y 30 céntimos, en la entrada más económica. Actualmente, la entrada normal cuesta 6,70 euros; los domingos y festivos, 7,20 euros; los lunes, día del espectador, 4,10 euros; el miércoles, día del miércoles al cine, 3,70 euros; los domingos noche, 4,60 euros; los menores de 12 años, 5,20 euros, y los usuarios del carnet joven y mayores de 65 años, 6,10 euros.

Por su parte, en los otros cines de la capital burgalesa, los del Centro Comercial El Mirador, también ha descendido el precio de venta de las entradas en igual porcentaje a la reducción de IVA, según fuentes consultadas por este medio de comunicación.

Aranda y Miranda

La provincia cuenta con dos cines más, el Victoria en Aranda de Duero y el Novedades en Miranda de Ebro. El gerente de las pantallas de la capital de la Ribera, Daniel Ruiz, ha calificado de positiva la decisión gubernamental y ha comentado que analizarán la opción de bajar la tarifa del acceso a las salas.

Por su parte, el propietario mirandés, Íñigo Acha, ha explicado que esta caída en el IVA, dado el sistema de pagos de impuestos y devoluciones de Hacienda a los empresarios, la notará «el próximo año», de ahí que, por ahora, mantenga el precio de los billetes -«que ya están muy ajustados»- entre 5 y 6 euros.

Un sector que deja atrás la crisis

El mundo cinematográfico, a tenor de lo que explican los proyeccionistas, va saliendo de lo más oscuro de la crisis y miran el futuro con optimismo. Desde el Van Golem, Alicia Alonso, ha comentado que «llevan unos en leve subida» y espera que julio y agosto, como en ocasiones anteriores, sean bueno. «En verano trabajamos muy bien», ha destacado la gerente.

A orillas del Duero, Daniel Ruiz ha declarado que «tras malos años, se está estabilizado la situación. 2013 no fue bueno, pero los siguientes sí». En los próximos meses no espera un gran crecimiento, puesto que «los vecinos de aquí buscan playa no tenemos».

Por último, desde la cuenca del Ebro, Iñígo Acha ha certificado -al igual que el resto de sus colegas- que en el cine entrarán muchos espectadores si las películas son buenas. «Eso es básico», han asegurado. En el caso del Novedades, su gerente ha afirmado que los resultados son mejores cuando las cintas de calidad son infantiles o dirigidas a gente mayor, porque sino optan por viajar a Vitoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos