Ciudadanos pone el Castillo de Burgos en el centro de su programa de promoción del patrimonio

El Castillo de Burgos. /BC
El Castillo de Burgos. / BC

La formación liberal considera que el segundo monumento más visitado de la ciudad merece un mejor mantenimiento y que se garantice su apertura diaria

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Castillo de Burgos y su entorno van a tener una gran importancia en el programa de patrimonio con la que Ciudadanos se presenta a las elecciones municipales en la capital. El «segundo monumento más visitado de la ciudad» tras la Catedral, como recuerda Charo Pérez Pardo, merece, a criterio de la formación liberal, un mejor mantenimiento, apertura diaria y una mayor promoción, esgrime la número 2 de los naranjas.

«Nuestra idea es potenciar el Parque del Castillo como recurso turístico» de primer orden de la ciudad de Burgos «y darle la importancia que se merece», explica Pérez Pardo. Para ello, con especial atención a las ruinas del Castillo, se va a apostar por un mantenimiento adecuado y el apoyo decidido a los estudios arqueológicos, históricos y de reconstrucción que se realizan en el mismo. Y en cuanto al gran número de visitantes que recibe, se considera que son el claro ejemplo de que con un proyecto ambicioso, estos podrían multiplicarse. «Crearemos un programa cultural importante a celebrar en el interior del recinto y promocionaremos las visitas al Parque, el Mirador y el propio Castillo, además de mejorar su promoción y facilitar la apertura diaria de la fortaleza y las visitas guiadas», ha añadido.

Pero no solo en el Parque del Castillo centra su programa patrimonial. También apostará fuerte por el Cerro de San Miguel y la recuperación de rincones olvidados. En el «desaprovechado» cerro se crearán accesos fáciles peatonales y circuitos deportivos y de juegos, además de acondicionar su gran explanada para grandes eventos y conciertos al aire libre.

Igualmente, Ciudadanos creará nuevos espacios para eventos culturales en lo que se llamarían los 'Rincones singulares' como el Pozo Seco, el Corralón de las Tahonas, la Plaza del Sobrado, la Plaza Compás o el Recinto de la fortaleza del Castillo, entre otros, para de esta forma incrementar la oferta cultural de la ciudad y recuperar emplazamientos de trascendencia histórica y cultural de la capital.

Por último, la formación liberal incluye en su programa la creación de un plan de actuación especial sobre el rico patrimonio de edificios urbanos. Para ello se identificarán e incorporarán a un catálogo de elementos significativos de su estilo arquitectónico, impulsando su rehabilitación y mantenimiento en caso de ser preciso para su posterior inclusión en una ruta de edificios urbanos singulares.