Las clases de percusión entran por primera vez en la oferta de la Escuela de Música

La directora de la escuela, Antonia Carmona, a la derecha, junto a la concejala de Educación, Carolina Blasco, y el gerente de la empresa, Pablo Abad./CC
La directora de la escuela, Antonia Carmona, a la derecha, junto a la concejala de Educación, Carolina Blasco, y el gerente de la empresa, Pablo Abad. / CC

Los gestores esperan alcanzar los 700 alumnos matriculados en el próximo curso académico

CÉSAR CEINOSBurgos

La Escuela Municipal de Música Antonio de Cabezón de Burgos es una institución en alza. La cifra de matriculados ha pasado de 545 durante en el curso 2015/2016 a los 666 melomános de todas las edades que se han apuntado al año académico actual.

Espoleados por este aumento, se abrirá en septiembre el plazo para la inscripción de nuevos alumnos. La previsión de los gestores es alcanzar la cifra de 700 estudiantes en el próximo ejercicio. La oferta incluirá por primera vez la especialidad de percusión. El centro ya cuenta con personal especializado para impartir estas lecciones, por lo que habrá clases aunque el número de interesados sea bajo. Las cuotas no variarán. La tasa de matrícula está fijada en 30 euros y el pago mensual varía, según la edad y la lección, de 23,68 euros a 59,20 euros.

Pero parece que la ampliación no acabará aquí. Tanto en la mente del responsable de la empresa, Pablo Abad, como en la de la directora, Antonia Carmona, está la idea de incluir nuevas lecciones si la demanda así lo requiere. Son optimistas, puesto que ambos han asegurado esta mañana que los burgaleses responden positivamente a las lecciones y a las actividades externas que promueven a lo largo del año, en las que también participan antiguos alumnos o gente ajena al organismo. Como ejemplos de este interés han citado los 155 talleres que se celebraron durante la última Semana Cultural. La próxima cita, un concierto en el que la orquesta, junto a varios colaboradores, interpretará varias piezas musicales cinematográficas, está fijada para el 26 de mayo a las 18 horas en la capilla de música de Las Bernardas y está incluida en la programación de la Noche Blanca.

A día de hoy, la institución, formada por 24 profesores, está dividida en dos sedes, una en Las Bernardas, a la que acuden 561 aficionados, y otra en Gamonal, donde están inscritos un total de 105 personas. Las clases de piano, con 103 alumnos, son las más reclamadas, mientras que los niños de 4 a 7 años, que reciben formación musical básica divididos en aulas de 12 a 15 escolares, son 287. Por sexos, el número es casi idéntico: el 49,55% son hombres y el 50,45%, mujeres. Además, cuenta con dos coros, con tres grupos de vientos, con dos agrupaciones de orquesta, otras tantos de guitarra y varios de combos, que están formados por instrumentos modernos. En todos ellos pueden tomar parte también los egresados.

Por último, la concejala de Educación, Carolina Blasco, ha confirmado que prorrogarán durante un año el contrato a los actuales administradores, ya que, como ha afirmado, están satisfechos con su trabajo. «Los resultados que están consiguiendo son excepcionales y la opinión de los que asisten es excelente», ha agregado la edil. No obstante, ha afirmado que ya están trabajando en la elaboración de los próximos contratos de la escuela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos