«El coche que ardió llevaba tres días parado»

Entrada precintada al garaje en el que se ha producido el incendio/IAC
Entrada precintada al garaje en el que se ha producido el incendio / IAC

Los vecinos apuntan a un posible intento de robo como causa del incendio de un vehículo de alta gama que llevaba tres días sin usarse | «El coche tuvo que arder tres minutos más tarde de que yo aparcara»

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Las causas que envuelven al considerable incendio que se ha producido esta noche en una comunidad de vecinos de la calle Vela Zanetti y que ha dejado a un policía nacional intoxicado por inhalación de humos, una decena de vehículos y el garaje destrozado, están siendo investigadas.

Agentes de la policía judicial trabajarán durante las próximas horas en determinar por qué un vehículo -un Infiniti- ha comenzado a arder pasada la media noche y ha causado tan importantes daños. El propietario del vehículo no lo había utilizado en los últimos tres días, porque no es su coche habitual, sino que lo tiene para desplazamientos largos.

Esto hace pensar a los vecinos que el incendio haya sido provocado, dado que el coche estaba frío. Podría tratarse de un intento de robo, comentaba uno de los afectados. Su coche, a solo unos metros del Infiniti, se ha salvado por poco del fuego, pero no de la caída del techo del garaje, que se ha extendido a lo largo de un área importante. «Solo tiene un año y el seguro no me va a dar uno nuevo», apuntaba el afectado.

Al menos, una decena de coches han sufrido daños, en especial una moto y un Mitsubishi Montero que aparcaban al lado del Infiniti. Además, las bajantes de varios portales -la comunidad del garaje se distribuye a lo largo de decena de portales- se han roto y por lo tanto no podrán utilizar el agua.

Imágenes de la comunidad afectada / IAC

Todo ocurrió pasada la media noche. Según comentaba un vecino, «metí el coche a las 0:25 y el Infiniti tuvo que arder tres minutos más tarde, porque subí a casa, saqué al perro, me lavé los dientes y ya nos dieron el aviso de que teníamos que salir a toda leche».

Así las cosas, muchos vecinos están preocupados por los daños en sus coches, los cuales no han podido sacar del garaje hasta que los vean los peritos y por el uso de sus viviendas, ya que, al no tener las bajantes, no podrán hacer vida normal mientras no se repongan las tuberías.

Más información