El Combu reclama «resituar» a la Atención Primaria en el lugar que demandan los profesionales

Reunión en el Colegio de Médicos con los profesionales de Atención Primaria./COMBU
Reunión en el Colegio de Médicos con los profesionales de Atención Primaria. / COMBU

El órgano colegial burgalés se suma a la iniciativa #pasiónporlaprimaria que deja claro que la Atención Primaria es el eje del sistema sanitario

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Colegio de Médicos de Burgos quiere reclamar hoy, Día de la Atención Primaria, que es necesario planes concretos que consigan «resituar» a la Atención Primaria en el lugar que demandan los profesionales, tras lograr que la calidad asistencial no se haya resentido a pesar de los recortes provocados por la crisis económica.

Así, el presidente del Combu, Joaquín Fernández de Valderrama, refrenda la postura de la Organización Médica Colegial (OMC) y la de su presidente, Serafín Romero, quien ve la necesidad de abordar la situación de la Atención Primaria «con una visión de presente y futuro y la elaboración de un documento que marcase las líneas estratégicas de este nivel asistencial».

Romero argumentó hace unos días que «poner a AP en la agenda política no ha sido fácil, porque tuvimos una etapa de bonanza, pero después la crisis económica afectó especialmente». Señaló que es el momento de que todos los agentes propongan sus soluciones y apostar decididamente por «dar respuestas a las demandas y tomar medidas urgentes».

El decálogo de la iniciativa #pasiónporlaprimaria

1. La Atención Primaria es el eje del sistema sanitario, y así debe ser reconocida a todos los efectos: incremento presupuestario, dotación adecuada de recursos humanos, aumento de la capacidad de realización de pruebas diagnósticas... Para ello, plantean un incremento del presupuesto de AP dentro del sistema sanitario en los próximos presupuestos. Objetivo:16% en un año y 20% en cuatro años. También, la determinación de criterios para la adecuación de las plantillas profesionales a la realidad sociodemográfica de la población a atender.

2. La Atención Primaria debe liderar, por tanto, la gestión de los procesos del enfermo crónico dentro del sistema sanitario y social, incluyendo la coordinación con el nivel hospitalario, centros geriátricos y de discapacitados, asociaciones de pacientes…

3. Los médicos de familia y pediatras deben, a su vez, liderar la toma de decisiones relacionadas con la organización y gestión de los recursos sanitarios. De ahí la apuesta por la creación de estructuras de participación activa de los médicos en la gestión estratégica de la Atención Primaria.

4. Dado su papel central en el sistema sanitario, los médicos de familia y pediatras deben tener acceso al catálogo completo de pruebas complementarias según indicación razonada y criterios de eficiencia clínica. Por lo que ven necesario el incremento de la disponibilidad de pruebas diagnósticas en AP (ecografía, radiología, endoscopias...) y la definición de un catálogo de pruebas complementarias homogéneo en todo el Estado español.

5. El ejercicio de la Medicina en Atención Primaria debe tener un entorno profesional y laboral atractivo: estabilidad, incentivación basada en criterios profesionales, reconocimiento de la penosidad (turnos de tarde, soledad...). Defensa de la carrera profesional vinculada a un auténtico proceso de desarrollo profesional y científico evaluable en el tiempo. Estabilizacion del ejercicio profesional mediante la realización periódica de procesos selectivos.

6. Las agendas deben adecuarse a una asistencia de calidad, con un tiempo mínimo de 10 minutos por paciente, siempre teniendo en cuenta el contexto socio demográfico y eliminando toda actividad burocrática que no tenga justificacion clinica, facilitando al máximo su realizacion.

7. La gestión de la Incapacidad Temporal debe tener un diseño basado en criterios clínicos, evitando la multiplicación de informes que requiere la nueva regulación, y haciéndola extensiva a todos los niveles asistenciales.

8. La receta electrónica debe extenderse a todos los niveles asistenciales y a todo el Sistema Nacional de Salud, en un formato ágil y que garantice la interoperabilidad, así como el acceso al historial médico integrado a nivel nacional. 100% de implantacion de la receta electrónica con total interoperabilidad en un plazo máximo de 4 años.

La formación en Atención Primaria debe empezar en la universidad, con la creación de un área de competencias en Medicina de Familia y la definición de competencias específicas de Pediatría de AP en la formación de pregrado, adecuando los criterios de acceso a la docencia universitaria a la realidad de la Atencion Primaria.

10. Se debe facilitar el acceso de los profesionales de AP a las actividades formativas y promover la investigación teniendo en cuenta las características propias de dicho nivel asistencial