Condenas de entre tres y seis años de prisión a tres personas por tráfico de cocaína

Palacio de la Audiencia Provincial. /GIT
Palacio de la Audiencia Provincial. / GIT

La Audiencia Provincial condena a tres personas a sendas penas de cárcel por traficar con cocaína en la capital provincial

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

La sección 1ª de la Audiencia Provincial ha impuesto penas de entre tres y seis años de prisión a tres personas que formaban parte de una organización dedicada al tráficio de cocaína en la capital provincial. La condena más dura ha recaído sobre el jefe de la organización, quien ha sido condenado a seis años de prisión, mientras que los otros dos miembros de la banda han sido condenados a tres años.

Los hechos se remontan a noviembre de 2016. Entonces, una patrulla de la Policía Nacional identificó al principal condenado, sospechando de su participación en actividades ilícitas. A raíz de aquella identificación, los agentes decidieron establecer un dispositivo especial de seguimiento, durante el que se documentaron varios intercambios con clientes en diferentes días y lugares públicos.

Asimismo, y mediante mandamiento judicial, la Policía Nacional pinchó los teléfonos del principal sospechoso, lo que permitió a los investigadores recabar mayor información sobre sus actividades delictivas. Dicha investigación, además, permitió corroborar la implicación en el tráfico de drogas de la pareja sentimental del sospechoso y de un tercer sujeto, dedicado a labores de intermediación con los consumidores.

Finalmente, tras varios meses de seguimiento, la Policía Nacional interceptó al principal acusado mientras se encontraba con el otro varón en un vehículo realizando un intercambio. Una vez detenidos, se practicaron sendos registros, tanto en el domicilio de la pareja como en un trastero que utilizaban como almacén de la droga. En total, los agentes se incautaron de 1.444 gramos de cocaína, así como numeroso material usado para su distribución. Según los cálculos periciales, la droga intervenida tendría un valor en el mercado negro de casi 120.000 euros.

A la vista de todas las pruebas recabadas durante la investigación, el tribunal considera a los tres miembros de la organización autores de un delito conra la salud pública y ha impuesto sendas penas de seis y tres años de cárcel, respectivamente. Además, los tres acusados deberán asumir los costes procesales y pagar sendas multas de 8.317 y 4.145 euros, respectivamente.