Conociendo la psoriasis a través de la realidad virtual

El gerente del Hospital, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso, no ha dudado en probar el sistema./GIT
El gerente del Hospital, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso, no ha dudado en probar el sistema. / GIT

El vestíbulo del hospital acoge una estación de realidad virtual para conocer en primera persona el estigma que sufren los pacientes de psoriasis

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Quien más quien menos, todos conocemos a alguien que sufre psoriasis. Y es que, es una enfermedad que padecen alrededor de 1,2 millones de personas solo en España. Sin embargo, aún existe un mundo de mitos y leyendas a su alrededor. Unos mitos y leyendas que la asociación Acción Psoriasis se esfuerza en desmontar día a día con actuaciones como la desarrollada durante hoy y mañana en el vestíbulo del Hospital Universitario de Burgos (HUBU).

Allí, con la colaboración de la empresa Lilly y de los propios responsables del centro hospitalario, se ha instalado un pequeño espacio de realidad virtual mediante el que cualquiera puede ver en primera persona las reacciones que produce la psoriasis en un espacio público como un gimnasio.

En este sentido, David Trigo, uno de los cientos de miles de afectados por psoriasis en España, reconoce haber percibido ciertos «estigmas». «La gente cada vez conoce mejor la psoriasis», pero «sigue habiendo miradas». Por eso, insiste, la atención psicológica es tan importante como la dermatológica para tratar a los pacientes.

Así lo asegura también Santiago Alfonso, director de la asociación, que insiste en que «existe un rechazo social» a la psoriasis «por desconocimiento». Para empezar, incide, «no es una enfermedad infecciosa o contagiosa», por lo que la gente no debe tener miedo al contacto, ni mucho menos.

Lo que sí es cierto es que, según viene demostrando la ciencia, los pacientes de psoriasis son más propensos a sufrir otras patologías relacionadas, como problemas cardiovasculares, ictus o enfermedad de Crohn. De hecho, se calcula que alrededor del 30% de los pacientes de psoriasis sufren también artritis psoriásica, una patología que afecta a las articulaciones y que puede resultar más grave que la propia psoriasis, que en la mayoría de los casos es una enfermedad leve. Por eso, Alfonso ha insistido en hacer un «llamamiento a los pacientes» para que «se ocupen» de su enfermedad, que no es lo mismo que «preocuparse».

 

Fotos

Vídeos