Crece un 71,83% el número de perros recogidos en las calles en lo que va de año

Lorena de la Fuente juega con uno de los perros de la perrera./CC
Lorena de la Fuente juega con uno de los perros de la perrera. / CC

La concejala de Sanidad pide responsabilidad a los dueños de los canes y anima a adoptar animales

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

El Ayuntamiento de la capital y, de manera más concreta, la concejala de Sanidad, Lorena de la Fuente, han vuelto a pedir responsabilidad a los dueños de animales. La cifra de perros recogidos por Semat, la empresa que se encarga de este servicio, ha subido de una manera sustancial. De 71 canes recogidos en los primeros siete meses de 2017 se ha pasado a 122 en el mismo periodo de este año, lo que supone un aumento del 71,83%.

No todos los perros de la estadística son callejeros o han sido abandonados. Un 36,89% (45 de 122) son simplemente animales que se han perdido y han sido reclamados por sus amos. Pero el resto no corre la misma suerte. Actualmente, en las instalaciones de la perrera de Villafría hay 18 canes que pueden ser adoptados por cualquier persona que lo desee.

Desde Protección Animal Burgos (Proanbur) animan a dar este paso, como también lo ha hecho esta mañana la propia edil, que ha hecho un llamamiento a que los vecinos prueben a coger un 'amigo de cuatro patas' durante sus vacaciones y les den así otra oportunidad, aunque ha insistido por activa y por pasiva que «siempre con responsabilidad». Ya se han dado 70 casos en 2018, cuatro directamente, 38 mediante la Protectora y 28, por Proambur.

La ley permite sacrificar a los perros después de 20 días en la perrera, pero en la instalación del antiguo aeródromo han decidido instaurar una política de 'no muerte' y esperar a que un alma caritativa se lleve uno de los cánidos, para que pase a formar parte de su familia. «Más tarde o más temprano van a tener una opción. Seguiremos en esta línea. No merece la eutanasia un perro que no ha podido tener una vida normal con un propietario que lo eduque», ha añadido De la Fuente.

Los meses de enero, con 23 recogidas, y los de mayo, con 21, han sido los peores del año. Por el contrario, aunque parezca raro, los periodos con menor actividad han sido los dos últimos, junio y julio, con 14 y 12 capturas, respectivamente. No obstante, lo óptimo sería que los habitáculos para los perros estuviesen vacíos porque todos ellos están con sus propietarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos