Culmina la construcción de la grada de San Amaro a la espera de la nueva cubierta

La estructura de la grada ya se ha completado. /GIT
La estructura de la grada ya se ha completado. / GIT

La nueva infraestructura estará totalmente operativa para el estreno del UBU Colina Clinic en División de Honor

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

El estreno del UBU Colina Clinic en la máxima categoría del rugby nacional se hará en condiciones. Al menos, en el aspecto estrictamente material. Y es que, tal y como ha reiterado hoy el alcalde, Javier Lacalle, la nueva grada del campo de rugby de San Amaro estará plenamente operativa para el primer partido de liga.

De hecho, los operarios de Herrero Temiño, empresa adjudicataria de la obra, ya han culminado el grueso de los trabajos. Así, desde hace un par de jornadas ya está finalizada la propia estructura de la grada, que se ha levantado a orillas del río Arlanzón, en el mismo lugar que ocupaba la antigua tribuna.

De esta forma, sólo queda por delante la ejecución de diferentes remates y, sobre todo, la instalación de la cubierta que protegerá a los aficionados de las inclemencias meteorológicas. Dicha cubierta, que será de lona tensada sobre una estructura, se colocará en las próximas jornadas, tal y como ha confirmado el alcalde.

De esta forma, se podrá dar carpetazo a un proyecto que se ha polongado demasiado tiempo. De hecho, la nueva grada debería estar operativa desde hace un par de años, toda vez que su construcción estaba incluida en el proyecto de reforma integral del campo de rugby adjudicado en su día a Dragados. El problema radica en que la empresa no ejecutó esa parte de la obra, lo que abrió un conflicto con el Ayuntamiento que se solventó con rescisión del contraro, indemnización y una nueva licitación. En este caso, fue Herrero Temiño la adjudicataria de la obra por un presupuesto de 420.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos