Cultura analiza los daños en la Plaza Mayor tras las hogueras de Las Marzas, que siguieron el protocolo habitual

Imagen del arreglo de los desperfectos/Ayhtami Pérez
Imagen del arreglo de los desperfectos / Ayhtami Pérez

El Grupo Tradicional Gavilla insiste en que las chapas sobre las que se colocan las hogueras no tocaron el suelo | Las baldosas dañadas por el fuego ya están repuestas

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

En el Instituto Municipal de Cultura (IMC) han abierto una investigación para esclarecer los daños ocasionados por las hogueras de Las Marzas en el pavimento de la Plaza Mayor, en la madrugada del pasado 1 de marzo. De las tres hogueras que se encendieron solo una ha deteriorado una docena de baldosas de granito, que ya se ha sustituido por otras en perfecto estado, una intervención asumida de momento por el Ayuntamiento y que tiene un coste de 1.000 euros.

La presidenta del IMC, Lorena de la Fuente, ha explicado que los técnicos y el gerente están analizando la situación, pues existen diferentes versiones sobre cómo se organizaron las hogueras, y es fundamentar aclarar este extremo para dirimir responsabilidades. «Hay que aclarar las causas del daño», que nunca antes se había producido, y eso que Las Marzas se vienen celebrando durante más de tres décadas.

Más información

Mientras, en el Grupo Tradicional Gavilla, los organizadores del evento con el que se da la bienvenida a la primavera el último día de febrero, están a la espera de conocer el resultado de esa investigación. El Ayuntamiento no se ha puesto en contacto con ellos, que más allá del disgusto por lo ocurrido, están tranquilos ya que se siguió «el protocolo» y las hogueras estuvieron supervisadas por los bomberos y los técnicos municipales.

Las Marzas contaban con todos los permisos pertinentes y «se ha seguido el cauce normal», explica María Victoria Rodríguez, quien insiste en que la celebración ha ido incorporando nuevas medidas de seguridad a medida que ha cambiado la normativa. «En ningún momento la chapa ha estado en contacto con el suelo», ha asegurado, pues siempre se pone un aislante, ya sean traviesas de madera o arena. Y la prueba es que solo una de las tres hogueras ha ocasionado desperfectos.

Serán los técnicos los que tengan que determinar por qué, en esta ocasión, el pavimento ha quedado dañado pese a que las hogueras se han organizado como siempre. Eso sí, la conclusión que extraigan los técnicos se tendrá muy en cuenta de cara a organizar Las Marzas de 2020, pues el Grupo Tradicional Gavilla no quiere que esta tradición se pierda, y mucho menos por un problema puntual con el pavamiento de la Plaza Mayor.