Desarticulan un grupo de grafiteros, asentado en Burgos, autor de 264 delitos de daños por pintadas en trenes

Imagen de uno de los grafitis realizados / BC

Policía Nacional ha detenido a 17 personas, de las cuales 15 tienen residencia en Burgos / Se trata de una banda itinerarante que ha actuado por el norte del país

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Comisaría Provincial de Burgos, junto con la Brigada Móvil Central, ha desarticulado un grupo itinerante de grafiteros, con residencia en Burgos, que actuaba de manera reiterada y sistemática pintando grafitis en trenes de Renfe en distintas localidades del norte de España. Las pintadas consistían en pinturas callejeras o grafitis con firmas (TAG).

La investigación se inició el pasado junio y se consiguió identificar a los autores de los grafitis. En una primera fase de la operación, realizada a mediados octubre con registros simultáneos en domicilios de los investigados, se consiguió localizar y detener a 11 integrantes del grupo. Nueve de ellos fueron detenidos en Burgos, uno en Vitoria y otro en Zaragoza. En una segunda fase de la operación, llavada a cabo entre los días 29 y 30 de octubre, se detuvo a otros seis individuos en Burgos.

Se ha conseguido acreditar que los integrantes de este grupo son autores de 264 delitos de daños por grafitis cometidos en distintos trenes y vagones de Renfe Operadora en Burgos, Miranda de Ebro, Valladolid, Medina del Campo, Salamanca, León, Santander, Asturias, Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa. Los daños están valorados en 1.389.075 euros.

La reincidencia se acredita por las detenciones por delitos de daños anteriores, así como por la publicación de estos grafitis en sus perfiles de las redes sociales, buscando el reconocimiento del resto de grafiteros, cometiendo dichos delitos con total impunidad y jactándose de ello en las redes sociales. Y es que el grupo hace de este tipo de delitos su «forma de vida», apuntan desde Policía Nacional

Utilizan la red ferroviaria (Metro y Renfe) como campo de actuación, creando gran alarma social entre los usuarios del transporte público. La itinerancia delincuencial de los detenidos, que se desplazan por todo el norte de España, ha sido un elemento que ha dificultado su identificación y la persecución de estos delitos. También los han cometido fuera de España, en países de Europa.

Modus Operandi

El modus operandi habitual de este grupo, a tenor de investigación llevada a cabos, está muy definido. Los detenidos realizan estudios previos, adoptan grandes medidas de seguridad, comprobando si existe presencia de vigilantes de seguridad y dispositivos técnicos de vigilancia en los lugares donde van a realizar sus acciones o misiones.

Para acceder a las instalaciones, finales de vía, talleres o cocheras, ocasionan daños en verjas perimetrales de seguridad, puertas de acceso o tejados. Procuran actuar en lugares fuera del alcance de las cámaras de vigilancia o durante la noche y, cuando no tienen más remedio, ocultan su rostro por medio de gorros, bufandas, verduguillos tipo militar...

Para realizar una pintada misión suelen ir varios integrantes del grupo y existe un reparto de tareas. Entre cuatro y viente grafiteros realizan las pintadas en el tren, formando una hilera para distribuirse a lo largo de todo el convoy; dos o tres vigilan y otros dos o tres graban con cámaras fotográficas o teléfono móvil los grafitis realizados. Luego se difunden las imágenes en internet y redes sociales, teniendo preestablecido un lugar de fácil huida en caso de ser sorprendidos.

Además, en ocasiones se muestran violentos, tiran piedras contra los trenes, con el fin de atemorizar e intimidar a empleados, vigilantes de seguridad y pasajeros para evitar que les reconozcan o les graben con teléfonos móviles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos