Detenida una pareja por tráfico de cocaína

Detenida una pareja por tráfico de cocaína

La Policía Nacional intervino casi 500 gramos de cocaína y 7.500 euros en efectivo en el domicilio de R.G.T de 38 años de edad y 41 años de edad

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Un hombre y una mujer, R.G.T de 38 años de edad y 41 años de edad, respectivamente, y ambos con domicilio en Burgos, han sido detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública. En cocnreto, La Policía Nacional ha intervenido 476,3 gramos de cocaína y 7.550 euros. Esta actuación se ha podido llevar a cabo gracias a la información anónima enviada por un ciudadano al correo electrónico oficial de la policía.

En concreto, vecinos de la zona norte de Burgos, al estar preocupados por este tipo de delitos que se estaba produciendo cerca de sus domicilios, informaron a la comisaría de movimientos extraños en su zona de residencia. Los investigadores de la Comisaría vincularon esta información a movimientos relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes, iniciándose las gestiones que han dado como resultado la identificación y posterior detención de la pareja señalada, que se dedicaba al tráfico a pequeña escala de cocaína.

El «modus operandi» utilizado por los investigados consistía en que tras contactar con sus «clientes» a través del uso del teléfono móvil y concertar un lugar de encuentro habitualmente en los alrededores de su domicilio. Una vez realizado el contacto mantenían una breve entrevista con los mismos, en lo que parecía una charla amigable entre dos conocidos que se encuentran en la calle y en la que se materializaba, muy discretamente, la entrega de la sustancia. Tras el intercambio de droga y dinero, el comprador y el vendedor abandonaban el lugar, hasta el próximo día.

Los detenidos, normalmente, llevaban encima la cantidad justa de droga para satisfacer las demandas inmediatas de sus clientes, reabasteciéndose en su domicilio cuando necesitaban atender nuevos pedios. De esta forma pretendían verse comprometidos con una cantidad mayor ante un posible control policial, haciendo pasar lo que es una venta con la mera posesión para autoconsumo, que se penaliza con una sanción administrativa.

La vigilancia sostenida a la que fueron sometidos los detenidos permitió acreditar ante la Autoridad Judicial el papel de los vendedores como traficantes de estupefacientes y, tras obtener el preceptivo mandamiento de entrada y registro en su domicilio, la Policía Nacional de Burgos intervino una bolsa con 241 gramos de cocaína en roca (apelmazada) la cual se encontraba sin preparar (convertida en polvo y mezclada -cortada- con otras sustancias), otros 235,3 gramos de cocaína en sus envoltorios de plástico, denominados «pollos» y ya dispuesta para ser vendida, una báscula de precisión, cuatro teléfonos móviles y un total de 7285 € en efectivo, presuntamente producto del tráfico ilegal de esta sustancia. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial e ingresaron en prisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos