Detenido un hombre de 23 años por agredir y amenazar de muerte a su pareja

La Policía Insiste en la necesidad de denunciar/BC
La Policía Insiste en la necesidad de denunciar / BC

El sujeto golpeó a la mujer contra un armario y llegó a herirla con un cuchillo mientras intentaba esconderse en el baño, pero la víctima se resistió en un primer momento a denunciar por miedo

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Burgos a un hombre de 23 años, de origen sudamericano, como presunto autor de un delito de violencia de género.

Según informan fuentes de la Subdelegación del Gobierno, los hechos se iniciaron durante una cena de trabajo en la que la pareja sentimental de la víctima comenzó a pronunciarse violentamente contra ella. Cuando la mujer quiso abandonar el domicilio, su pareja empezó a golpearla contra un armario de la casa.

Finalmente, la mujer consiguió abandonar el domicilio y buscó la ayuda de unas amigas, que se ofrecieron a acompañarla de nuevo a su casa para evitar un nuevo intento de agresión por parte del varón. Al parecer, cuando entraron en la vivienda, el agresor montó de nuevo en cólera, abofeteando e insultando a la víctima, que tuvo que refugiarse precipitadamente en el aseo del inmueble ante la conducta cada vez más violenta de su pareja.

Cuando la mujer estaba encerrada, comenzó a escuchar golpes en la puerta del baño, viendo que su novio estaba clavando un cuchillo en la puerta, atravesando la misma varias veces, llegando incluso a herirla en el hombro al tratar de que no accediera, amenazándola de muerte si no salía del baño.

Cuando el agresor comprobó que no podía acceder al baño, se acostó en el dormitorio, momento en que la joven aprovechó para huir del domicilio y pedir ayuda a su amiga, que solicitó la presencia de la Policía Nacional.

Los agentes atendieron en primera instancia a la víctima, a la que consiguieron convencer de que denunciase las agresiones que había sufrido, ya que en un primer momento la mujer se negaba a denunciar a su pareja debido al miedo que tenía a sus reacciones violentas.

Finalmente, los agentes de la Policía Nacional se personaron en el domicilio de la pareja, localizando y deteniendo al presunto agresor, quien incluso en presencia de los agentes continuó amenazando de muerte a su pareja si consumaba la denuncia contra él. Tras la realización del oportuno atestado y de la valoración policial de riesgo, fue puesto a disposición de la autoridad judicial, que decretó el ingreso en prisión provisional de este sujeto.

Ante situaciones como estas, desde la Policía se insiste en que es fundamental que la víctima denuncie inmediatamente el primer comportamiento agresivo, psicológico, verbal, por parte de sus parejas sentimentales, ya que esto facilita la actuación tanto policial como judicial, evitando episodios más peligrosos, los cuales pueden acabar con la vida de las víctimas.

El ámbito familiar en muchas ocasiones son los primeros en detectar posibles episodios de violencia de género, cuando la víctima tiene miedo a denunciar a su agresor, por lo que es necesario recordar que los familiares también pueden poner en conocimiento de la Policía Nacional y de las autoridades Judiciales los posibles episodios violentos o de maltrato.

La llamada al 091 de la Policía Nacional de aquellas personas que se encuentran en el entorno de la víctima de maltrato es necesaria para ayudar a las víctimas de violencia de género, que en muchos casos necesitan de esta ayuda para vencer el miedo a su agresor y salir de esta situación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos