Detienen a una pareja mientras engañaba a una anciana con el timo del tocomocho

Detienen a una pareja mientras engañaba a una anciana con el timo del tocomocho

La empleada de la sucursal donde la víctima trató de sacar 10.000 euros avisó a la Policía Nacional, que sospechaba que la señora pudiera estar siendo estafada

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Policía Nacional ha conseguido detener a dos personas cuando estaban cometiendo un tipo de estafa conocida como el tocomocho.

Los hechos se produjeron el pasado miércoles, cuando una mujer joven (la que hacía el papel de tonta), la cual decía tener problemas de dinero y portaba varios billetes de lotería de la ONCE que hacía pasar por premiados, se acercó a una mujer mayor para explicarle que había sido agraciada pero que no podía cobrar en ese momento el premio, pero que necesitaba algo de dinero para unos asuntos.

Al momento se presentó un hombre, el cual actuaba de gancho, cuyo objetivo es terminar de engatusar, convencer a la perjudicada de la historia relatada por la otra mujer y hacer que comprobaba mediante una falsa llamada telefónica que dichos cupones de la ONCE tenían un gran premio. En otras ocasiones, el gancho simula acercarse a una administración de loterías para comprobar que los décimos o cupones están premiados o, incluso, aporta una lista del sorteo correspondiente en la que, casualmente, figura el número que se ofrece a la víctima.

Este gancho, generalmente un varón de mediana edad bien vestido y con ademanes muy correctos para generar confianza, propuso a la víctima poner cada uno una gran cantidad de dinero, que sería entregada a la otra mujer, a cambio de los falsos billetes premiados evidentemente con una cantidad muy superior a la entregada y que se repartirían a medias.

La codicia de la víctima ante la posibilidad de un rápido enriquecimiento, aún a costa de una presunta desvalida, hace el resto. Convencida la víctima del fructífero negocio se dirigen los tres una conocida sucursal bancaria en la zona de G3, donde la víctima trató de extraer de su cuenta 10.000 euros en efectivo, que entregaría a cambio de su parte en los cupones premiados.

Afortunadamente para la anciana y sus ahorros, la empleada de la sucursal receló de este reintegro tan inusual en la operativa de esta clienta y avisó rápidamente a la Policía Nacional por si la mujer estuviera siendo víctima de una estafa. Las dotaciones policiales realizaron en la vía pública un control de seguridad sobre estas personas consiguiendo detener in situ a la presunta timadora.

El otro cómplice varón, en un primer momento, consiguió escapar de la actuación policial, si bien tras la investigación llevada a cabo por los agentes investigadores resultó detenido el día 25. Ambos tienes múltiples antecedentes policiales por hechos semejantes. Determinados ancianos son víctimas propiciatorias para este tipo de delitos, ya que los delincuentes se aprovechan de su credulidad y saben que, incluso si son detenidos, el tiempo que puede transcurrir hasta la celebración de un hipotético juicio, está a favor del timador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos