Detienen a un vecino de la capital por un delito de falsedad documental

Detienen a un vecino de la capital por un delito de falsedad documental

La Policía Nacional acusa también al arrestado de usurpación del estado civil de sus hermanos

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Agentes de la Policía Nacional han detenido por un presunto delito de falsedad documental y usurpación del estado civil a J.V.D., un vecino de Burgos y natural de la misma ciudad de 43 años de edad.

Policías especializados de la División de Documentación detectaron que un ciudadano de Burgos, con domicilio en dicha provincia, había obtenido de forma fraudulenta los Documentos Nacionales de Identidad (DNI) de sus dos hermanos sin el consentimiento de los mismos.

Al parecer, las sospechas se levantaron cuando los agentes, revisando el historial de renovaciones, detectaron que se habían renovado los tres carnés en el corto periodo de dos años (2015-2016). Los policías investigadores cotejaron las impresiones dactilares de las fichas auxiliares de la primera inscripción del DNI de cada uno de ellos con sus respectivas impresiones dactilares de las renovaciones de dichos documentos, pudiendo determinar que en los tres documentos expedidos figuran las huellas dactilares del detenido; de ahí que determinaran que expidió el documento de sus hermanos con el nombre de ellos y sus propias huellas.

Ante tales hechos, la Policía Nacional de Burgos localizó a J.V.D., el cual reconoció que había falsificado los DNI de sus hermanos y que ya había sido condenado a unos veinte meses de prisión y una multa de 2.000 euros, estando condicionada dicha pena a no delinquir en el periodo de dos años, añadiendo que ya había entregado en el Juzgado los carnés de sus hermanos. Los agentes le requirieron copia de la sentencia para el total esclarecimiento de los hechos, observando que en la documentación aportada faltaban dos hojas, sin llegar a dar explicaciones convincentes de ello.

La Autoridad Judicial aportó la sentencia completa comprobando que en su momento la falsedad documental que se le imputaba era debida a que había cambiado las placas de matrícula tanto del camión como de un semirremolque por otras que no eran las originarias, habiéndose identificado en una ocasión ante la Guardia Civil con una tarjeta de conductor a nombre de uno de los hermanos, no haciendo alusión la sentencia en ningún extremo a que se hubieran utilizado los DNI de los hermanos.

Por ello, se procedió a su detención, reconociendo que había realizado la falsificación porque no tenía el carné C1+E, necesario para conducir camiones articulados y que necesitaba los dos documentos porque en trayectos largos era necesario que hubiera dos conductores para no pasarse del límite de horas sin descansos permitidas.

El detenido deberá dar cuenta de sus hechos ante la autoridad Judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos