Ecologistas en Acción solicita la nulidad del proyecto de la Cruz Roja

El movimiento contra el proyecto está siendo muy intenso/PCR
El movimiento contra el proyecto está siendo muy intenso / PCR

La organización afirma que incumple el PGOU, que cataloga el parque como una arboleda singular

BURGOSCONECTA

Ecologistas en Acción ha soliciado la nulidad del proyecto de remodelación del Parque de la Cruz Roja, al considerar que la iniciat6iva impulsada por el Ayuntamiento de Burgos contraviene el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). En el documento ubanístico, el Parque de la Cruz Roja viene catalogado como arboleda singular, concretándose algunas actuaciones de conservación, que han sido ignoradas.

En el escrito entregado en el Consistorio, la organización ecologista recuerda que la intervención pretende la tala de todos los chopos y varios ejemplares de otras especies, así como la eliminación de todos los setos perimetrales. Las actuaciones previstas «suponen una transformación importante del parque», han insistido.

El plan urbanístico especifica que las actuaciones que se lleven a cabo en las arboledas catalogadas deben ser lo menos traumáticas posibles y que siempre se deben tomar todas las medidas y que se deben de tomar las necesarias para evitar su deterioro. También especifica que es obligatoria la confirmación municipal en el caso de que se decidan actuaciones de tala o eliminación.

El proyecto es «un grave atentado» contra el patrimonio natural de Burgos

En el caso de a Cruz Roja, el proyecto se limita a mencionar que la vegetación se encuentra en estado precario debido a la edad de algunos ejemplares, «sin que haya informe que así lo acredite». Además de las actuaciones sobre la vegetación, la remodelación supone una transformación del parque que condena al olvido la obra proyectada por el paisajista Leandro Silva.

A juicio de Ecologistas en Acción, con la inversión prevista se podrían acometer las actuaciones necesarias de mantenimiento, tanto en pavimento como en reacondicionamiento de los elementos deteriorados. Los árboles requieren asimismo de mantenimiento sostenido en el tiempo, pero no de actuaciones radicales como las proyectadas.

Por todo ello, la organización considera que es una inversión innecesaria y un «grave atentado contra el patrimonio natural de la ciudad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos