Los empleados de los Cívicos denuncian la precarización de sus contratos en vísperas del periodo estival

Imagen del Centro Cívico de Capiscol /BC
Imagen del Centro Cívico de Capiscol / BC

Tras la firma del nuevo acuerdo se reducirá el sueldo un 7% a los empleados con más de dos años de antigüedad, mientras que al resto se les mantendrá la bajada del 22% previa a este convenio

DANIEL SAMANIEGO

A falta de una semana del comienzo de los programas de verano de los centros cívicos de Burgos sus empleados claman contra las condiciones laborales impuestas por la nueva empresa, Sedena, para la temporada veraniega. Inicialmente, la firma planteaba unabajada del 22% del sueldo a la totalidad de la plantilla, anunciado a escasos días del comienzo de la temporada. Finalmente, se ha pasado a una del 7% para los empleados de más de dos años de antigüedad y se mantiene el 22% para el resto.

Así lo han explicado los propios trabajadores, tras la última reunión mantenida con la empresa esta misma semana, en la que conseguían suavizar la precarización de sus contratos. Una de sus principales quejas es el «poco tiempo» que han tenido para decidir si aceptaban o no las condiciones impuestas para una de las épocas en las que «más se trabaja y cuando más dinero ganamos». Es«injusto», han insistido.

Fueron los propios empleados los que la semana pasada enviaron un escrito con sus reclamaciones a la sede de la empresa en Pamplona. Tras la reunión con el gerente este miércoles, al día siguiente aceptaron las nuevas condiciones, pese a que50 de los alrededor de 70 trabajadores de los centros cívicos burgaleses seguirían viendo reducidos sus sueldos un 22%. Y el resto, un 7%.

De esta manera, los trabajadores ven cumplidas en parte sus expectativas, aunque no están contentos del todo, ya que más de la mitad de la plantilla tendría una bajada de casi un cuarto del sueldo, recuerdan. Además, los propios empleados piensan que es «injusto que se vaya a pagar menos por hacer las mismas horas y el mismo trabajo que en años anteriores», ya que ha sido la nueva empresa la que ha modificado unas condiciones laborales y salariales se venían manteniendo desde hace tiempo.

Desde la propia empresa se escudaban, según los trabajadores, en que les estaban pagando por encima del convenio, así que una rebaja salarial no suponía ninguna irregularidad. Todo esto teniendo en cuenta que estas condiciones son para el período veraniego, recuerdan. Las de los contratos de octubre a mayo, en las que figuran como empleados fijos/discontinuos, todavía no han sido modificadas, algo que esperan que no ocurra.

Temas

Burgos