Los empresarios del polígono Burgos Este piden al próximo gobierno municipal mantener las inversiones

El polígono adolece de zonas habilitadas para aparcar. /GIT
El polígono adolece de zonas habilitadas para aparcar. / GIT

Insisten en pedir que «no haya ni un solo año sin inversiones» en un polígono que genera «más de 10 millones de euros de ingresos en impuestos municipales al año»

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Tras la profunda reforma acometida durante los tres últimos ejercicios en la calle Alcalde Martín Cobos, el polígono industrial Burgos Este (antiguo polígono de Gamonal) parece haber entrado de lleno en la agenda política municipal. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer en una de las superficies industriales más consolidadas de la comunidad autónoma. Así lo defiende el presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono, Fernando de Santiago, que reclama al futuro gobierno municipal que mantenga la apuesta iniciada esta legislatura por mejorar las condiciones del polígono.

Y es que, tras varias décadas sin apenas inversión, el entorno presenta muchas deficiencias en diferentes aspectos. Y eso, según De Santiago, no se puede permitir. «Es un escaparate para la ciudad y un centro económico fundamental para Burgos». Allí trabajan diariamente miles de personas y las empresas implantadas en el entorno generan «más de diez millones de euros de impuestos municipales».

«Pedimos que no haya ni un solo año sin inversiones en el polígono» Fernando de Santiago

Por eso se entiende fundamental seguir apostando por un mantenimiento constante. Un mantenimiento que, a juicio del presidente de la asociación, debería hacerse bajo criterios de «sentido común». «Obviamente, no todos los años se pueden hacer actuaciones como la de Martín Cobos, pero hay muchas cosas pequeñas que se pueden hacer y que supondrían una mejora considerable».

Quizá, la más significativa de esas posibles actuaciones se basa en la adecuación de nuevas zonas de aparcamiento para trabajadores y clientes. «Este es un polígono con un gran perfil comercial. Necesitamos zonas de aparcamiento» más adecuadas que las actuales. Y es que, ante la evidente falta de plazas, los vehículos llevan años estacionando en las antiguas jardineras y en las aceras. En este sentido, De Santiago insiste en que «no se necesitan grandes obras» para adaptar dichos espacios. Con nivelar el terreno y adecuar el pavimento sería suficiente, subraya.

Asimismo, el presidente de los empresarios del polígono insiste en otras reivindicaciones puestas ya sobre la mesa con anterioridad, como una mejora de los servicios de limpieza y recogida de residuos, o un impulso de las redes de telecomunicaciones. Y es que, la solución planteada para introducir la fibra óptica a través de cableado aéreo «no puede ser la definitiva».

A partir de ahí, De Santiago aboga por establecer una política de bonificaciones fiscales para las empresas que se implanten en el polígono. Y es que, aunque apenas hay parcelas libres, «hay numerosas naves abandonadas» en todo el entorno que tienen capacidad competitiva. Máxime, añade, teniendo en cuenta la futura apertura del Parque Tecnológico, cuya actividad puede crear numerosas sinergias con las empresas ya implantadas en el polígono.

«Hay que apostar por la industria. Es nuestro mayor potencial y estamos en un momento crucial», ya que poco a poco se ha ido perdiendo peso en el sector, concluye De Santiago.