Esperanza y alegría en el encuentro de la Virgen con Cristo resucitado

Momento del encuentro de la Virgen de la Alegría con Cristo Resucitado/PCR
Momento del encuentro de la Virgen de la Alegría con Cristo Resucitado / PCR

La Plaza de la Catedral ha acogido esta mañana, ante cientos de fieles, el reencuentro de la Madre con su Hijo, cerrando la Semana de Pasión

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La Catedral de Burgos ha sido testigo, esta mañana, del momento cumbre de la fe católica. Cristo ha resucitado y, con él, la luz de la esperanza. El sol ha acompañado en este Domingo de Resurrección, fiesta máxima para los cristianos, y cientos de burgaleses y visitantes han asistido en primera fila al esperado encuentro de la Madre con el Hijo. Tras la Semana de Pasión llega la alegría de la Pascua de Resurrección.

La Procesión del Anuncio Pascual ha arrancado a mediodía, con el traslado de la talla de Cristo de Resucitado desde la Iglesia de la Sagrada Familia. Media hora más tarde ha salido la Virgen de la Alegría de la Iglesia de San Nicolás de Bari, acompañada por el Grupo de Danzas de Mª Ángeles Saiz, que ha animado con bailes el recorrido por las calles del centro de la ciudad.

A punto han estado de encontrarse la Virgen con Cristo en la Plaza de Alonso Martínez, pero no era el momento, y el deseado reencuentro se ha producido en la Plaza del Rey San Fernando, pasada la una de la tarde. Una plaza llena de fieles, y también de curiosos, que han presenciado «la fiesta más importante» para los católicos, ha recordado el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, en sus palabras previas al acto de bendición de la ciudad con motivo del Domingo de Resurrección.

Tras la oración en honor a María, el Regina Coeli, Herráez ha pedido que la paz, la alegría y la fraternidad «auténtica» reinen en nuestra sociedad ahora y siempre, que sean «una realidad que nos acompañan» durante todo este nuevo año que se abre ahora, con la resurrección de Cristo. Es la «cumbre de la fe católica», ha insistido el arzobispo, confiando en que la alegría de hoy «no decaiga».

Con el Anuncio Pascual, Burgos cierra su Semana Santa. Una celebración que ha estado marcada por la incorporación de nuevas procesiones, como la infantil del Amor y la Esperanza, la de la Virgen de las Angustias o la de Las Siete Palabras. También por la lluvia, que obligó a suspender el Viernes Santo la Procesión del Santo Entierro, recluyendo el Traslado del Cristo Yacente al interior de la Catedral y dejando a algunas cofradías sin poder sacar sus pasos en la Semana de Pasión.

Semana Santa de Burgos

 

Fotos

Vídeos