El estudio sobre el estado de conservación de la Muralla de Burgos ya está en marcha

La zona de San Lesmes es una de las mejores conservadas/PCR
La zona de San Lesmes es una de las mejores conservadas / PCR

Fomento ha contratado la elaboración del documento de diagnóstico por 24.200 euros, paso previo a un plan director para la recuperación y protección del BIC

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La propuesta de Rosa Bellido Pla ha resultado adjudicataria del contrato para la elaboración del estudio previo de diagnóstico de la Muralla de Burgos, Bien de Interés Cultural (BIC). El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publica hoy la formalización del contrato, por valor de 24.200 euros, casi un 40% por debajo del precio de licitación, lo que ha obligado a la adjudicataria a justificar la baja para no ser rechazada por baja temeraria.

En total, el concurso abierto por la Gerencia Municipal de Fomento el pasado enero ha recibido una decena de ofertas y, habida cuenta de que el único criterio de adjudicación ha sido el económico, se ha optado por la propuesta de Rosa Bellido Pla, que dispondrá de seis meses para presentar la documentación exigida en el pliego de condiciones, si bien el contrato tiene una duración de un año.

El objetivo es evaluar el estado de conservación de la Muralla, del siglo XIII, para detectar deterioros, carencias, problemas de protección, patologías o riesgos y así poder elaborar un plan director de intervención que permita recuperar y proteger este bien cultural. De este modo, el adjudicatario deberá presentar un estudio patológico, pero también informes medioambientales, arquitectónicos y arqueológicos, y un estudio histórico para contextualizar e interpretar el conjunto defensivo.

Protección futura

El diagnóstico afectará a toda la Muralla, de acuerdo con las limitaciones incluidas en Plan Especial del Centro Histórico (PECH), y se cerrará con un informe técnico de conclusiones que el Ayuntamiento utilizará a posteriori para elaborar el plan director. La Muralla presenta estados de conservación diversos, por ejemplo, en la zona de San Lesmes se encuentra bastante bien conservada mientras que el Arco de San Martín presenta un importante deteriorio.

En función de las conclusiones técnicas se tomarán decisiones sobre qué tipo de actuaciones llevar a cabo y cómo acometerlas, a fin de garantizar la conservación y protección presente y futura de este BIC. La iniciativa ha surgido a propuesta del PSOE, formación que ha defendido la necesidad de elaborar un documento de estas características antes de tocar la Muralla.

Mientras, en el Ayuntamiento siguen a la espera de cerrar la polémica del cenador ubicado sobre un lienzo de la Muralla en la plaza Alonso Martínez. El caso está enquistado, aunque algunas fuentes documentales atestigüen que ese tramo de la Muralla es de titularidad pública, y no privada, como alega el propietario del cenador.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos