Un fallo en el suministro deja sin luz el centro histórico en el Día de Reyes

La policía ha tenido que actuar tras saltar las alarmas de los establecimientos/BC
La policía ha tenido que actuar tras saltar las alarmas de los establecimientos / BC

La luz se ha ido minutos antes de las diez de la mañana y no ha vuelto hasta una hora más tarde/ Es la tercera vez que se produce una avería en los últimos seis meses

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Sin luz. Así han estado durante una hora los vecinos del centro histórico tras el apagón registrado minutos antes de las diez y media de la mañana. Un nuevo fallo del suministro, como los registrados el pasado 1 de octubre y el 8 de junio (Festividad del Curpillos), que ha afectados durante una hora a algunos números de las calles Santander, La Moneda, Plaza de la Libertad, Vitoria, Plaza Mayor o Paseo del Espolón, mientras que en otras la mañana del Día de Reyes se ha desarrollado sin incidencias.

El corte de luz ha hecho saltar, literalmente, las alarmas de establecimientos comerciales que, hoy, se encuentran cerrados. Y es que tras la ajetreada semana pre-Reyes, con apertura hasta bien entrada la noche de ayer 5 de enero, los comercios permanecen cerrados. Así que la falta de luz está afectando principalmente a pastelerías, que tienen almacenados cientos de Roscones de Reyes, y hostelería, que se prepara para los almuerzos y comidas de Reyes.

Policía Nacional ha tenido que desplazar sus patrullas para ir apagando las alarmas, tras comprobar que se han activado como consecuencia del fallo eléctrico.

Esta es la tercera ocasión, en los últimos siete meses, que se produce un apagón en la zona centro. La más reciente tuvo lugar el pasado 1 de octubre, sobre las ocho y media de la tarde, cuando el comercio estaba cerrando y la hostelería en plena actividad. Tardó casi un ahora en volver la luz.

También en la Festividad del Curpillos, a primera hora de la mañana, los vecinos se quedaron sin suministro. Y el sistema de protección de Vodafone hizo que el local de la calle Santander, esquina con calle San Juan, se llenase de humo y tuviesen que venir los bomberos. Se les avisó por un posible incendio y, finalmente, tras comprobar que todo estaba en orden, vaciaron de humo las instalaciones.

Más información

Temas

Burgos