El farmacéutico, clave en la prevención de la enfermedad

El farmacéutico, clave en la prevención de la enfermedad

La red asistencial de farmacia realiza diversos programas de cribado y detección de enfermedades como el ictus

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

'Cobertura sanitaria universal: salud para todos, en todas partes' es el lema elegido este año por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la celebración del Día Mundial de la Salud. Los farmacéuticos cobran un destacado papel para lograr este objetivo dentro de su labor en la salud pública.

En concreto, desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos toman como punto de partida una de las definiciones de salud pública, a partir de la cual se puede desgranar el trabajo llevado a cabo por este colectivo para alcanzar «la salud para todos». Esta referencia define a la salud publica como «el arte y la ciencia de prevenir la enfermedad, prolongar la vida y promover la salud a través de los esfuerzos organizados de la sociedad».

Precisamente, en relación a la prevención de la enfermedad, los farmacéuticos «aprovechan la cercanía y accesibilidad de la red asistencial de farmacia para realizar programas que contribuyan a la detección precoz de algunas enfermedades», tal y como afirman desde el Consejo. Entre dichas enfermedades destacan, por la amplia implantación a nivel nacional, el cribado de cáncer de colon o la dispensación sin receta de la prueba de autodiagnóstico del VIH.

Además, en la actualidad, el farmacéutico comunitario también está trabajando en la prevención del ictus desde las farmacias, ya que su importante papel en la adherencia a los tratamientos y el seguimiento de los hábitos de vida pueden evitar un ictus, la segunda causa de muerte en España, la primera entre las mujeres.

Promover la salud

El Consejo General viene desarrollando un amplio abanico de campañas sanitarias dirigidas a la población en general para la promoción de la salud en ámbitos muy diversos. En los últimos años se han desarrollado más de un centenar de iniciativas.

Se pueden destacar algunas que se están llevando a cabo actualmente. Por ejemplo, una campaña relacionada con la salud en la mujer adulta, el abordaje de la enfermedad de Alzheimer en la farmacia comunitaria, la intervención en la salud de espalda o la campaña contra la violencia de género, entre otras.

Todas estas acciones desarrolladas por el farmacéutico contribuyen a prolongar la esperanza de vida saludable, también llamada esperanza de vida libre de discapacidad. En España, según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la esperanza de vida global a los 65 años era de 86 años (84 en varones y 88 en mujeres).

Sin embargo, solo un 58% de esa esperanza de vida serían de buena salud, o lo que es lo mismo, 6,4 años en los varones y 11 en las mujeres mayores de 65 años serían de mala salud. Esto muestra la necesidad de seguir trabajando en disminuir esta brecha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos