Fernández Santos da «un paso atrás» ante las presiones de Peña y Tudanca y se queda fuera de la lista del PSOE

Antonio Fernández Santos/PCR
Antonio Fernández Santos / PCR

El socialista había aceptado la petición de De la Rosa de volver a presentarse, haciendo «un último esfuerzo», pero las ejecutivas provincial y regional han pedido «regeneración»

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

«He sido siempre un militante absolutamente disciplinado», ha asegurado Antonio Fernández Santos, así que si las ejecutivas provincial y regional no quieren que vaya en las listas del PSOE al Ayuntamiento de Burgos, alegando un criterio de «regeneración política», pues el socialista «da un paso atrás» y se retira. Y eso pese a su compromiso con Daniel de la Rosa, que le había vuelto a pedir que le acompañase ahora que existen posibilidades reales de cambio de gobierno en el Ayuntamiento.

De este modo ha explicado esta mañana, Antonio Fernández Santos, su caída en el último momento de la lista municipal del PSOE, en la que quedó incluido ocupando el número 3 en la noche del pasado miércoles. Fernández Santos ha dejado claro que las presiones de Esther Peña y Luis Tudanca, como secretarios provincial y autonómico, respectivamente, están detrás de su decisión, pues no que haerido que «las tensiones y presiones afecten al partido».

Y es que han sido ellos, Peña y Tudanca, los que han «recordado» a Daniel de la Rosa que, en el último congreso socialista, se apostó por la «regeneración política», y la presencia de Fernández Santos no encaja. «No lo critico», ha afirmado, pero la postura de Peña y Tudanca ha chocado con la de Daniel de la Rosa, que «ha tratado de defender la inclusión frente a los órganos del partido», de ahí que Fernández Santos, que de «novato» no tiene nada, ha decidido dar «un paso atrás».

El socialista ha reconocido que esta circunstancia es «algo que no había reparado, pues no estoy metido en la vida organizativa del partido», pero lo acata y se va «con la cabeza bien alta» y agradeciendo, de manera reiterada, a Daniel de la Rosa su trabajo y su apoyo. «Estoy inmensamente agradecido», ha insistido, «pero no merece la pena» que se tensione la situación por mantenerlo a él en las listas.

Además, en la asamblea del miércoles pudo comprobar que no está tan considerado en el seno de la formación como creía, pues otros candidatos obtuvieron mejores resueltados. «No se ha valorado mi trabajo porque no se conoce», ha lamentado, pese a que «he dedicado mi vida» al Ayuntamiento de Burgos, en concreto, los últimos 20 años. Esa respuesta le ha «dolido», pero también ha sido «un sentimiento fugaz» que ha eliminado rápidamente.

Último esfuerzo

Antonio Fernández Santos ha explicado que su aceptación de formar parte de la candidatura de Daniel de la Rosa era «un último esfuerzo», pues su intención inicial no era precisamente repetir. Hace cuatro años, Fernández Santos apoyó a De la Rosa en las Primarias, frente a Esther Peñalba, que llevaba el apoyo de los pesos pesados del partido. Y ahí aceptó formar parte de la lista, «porque modestamente creía que podía aportar y porque me lo pidieron insistentemente».

Sin embargo, «mi intención era no seguir», ha reiterado, pero volvió a aceptar la propuesta como «un último esfuerzo» porque «creo que va a haber una oportunidad de gobierno en el que el PSOE va a ser un elemento importante del cambio». A partir de ahí, todo se acelera, ver la oposición de Esther Peña y Luis Tudanca, las presiones a Daniel de la Rosa y, para no encender más los ánimos, se retira.

De este modo, el concejal no formará parte de la lista municipal presentada esta mañana, aunque seguirá siendo socialista. Lleva casi 40 años siendo militante, «y lo seguiré siendo porque creo que es el instrumento para que una sociedad mejore», y no tiene intención alguna de cambiarse de formación como han hecho otros, entre ellos, Soraya Rodríguez o Celestino Corbacho.

Fernández Santos deja en manos de los concejales que le han acompañado durante estos últimos 20 años la valoración sobre su persona. Ha recordado que ha ido en las listas de Ángel Olivares, Luis Escribano y Daniel de la Rosa, quienes le han dado la oportunidad de hacer algo «precioso», como ponerse al servicio de los burgaleses. «No se me puede negar el esfuerzo enorme» que ha realizado, ha concluido.

«Insustituible, pero no imprescindible»

Media hora antes de la comparecencia de Fernández Santos, De la Rosa ha lamentado la decisión que ha tomado de no continuar su edil de más experiencia porque «es el mejor concejal que he conocido y quien mejor conoce el Ayuntamiento». Además, ha aseverado que Fernández Santos es «insustituible, pero que nadie es imprescindible» ha sentenciado.