El festival Tribu regresa a Burgos con 35 propuestas culturales y gastronómicas

Imagen de los conciertos del año pasado en la plaza de San Juan. GIT/
Imagen de los conciertos del año pasado en la plaza de San Juan. GIT

Diferentes espacios de la ciduad acogerán las actividaes programadas en la sexta edición del festival | El escenario principal se traslada a la Plaza Mayor

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Vuelve el Tribu. Y lo hace con algunas novedades e incrementando su apuesta para seguir creciendo poco a poco. El festival, que este año cumple su sexta edición, comenzó formalmente el pasado lunes con la celebración del concierto de Soledad Vélez. Sin embargo, no se ha presentado formalmente hasta hoy, cuando Héctor Aguilar, uno de los máximos responsables de la cita, ha firmado el convenio de colaboración con la presidenta del Instituto Municipal de Cultura (IMCyT), Nuria Barrio. En virtud de dicho convenio, el Ayuntamiento aporta 60.000 euros a la organización del festival, que este año parte con un presupuesto total de algo más de 110.000 euros.

Con ese montante se ha preparado un festival que año a año va creciendo y que en esta ocasión ha programado hasta 35 actividades vinculadas a la música, las artes plásticas, la cultura urbana y la gastronomía que se desarrollarán hasta el próximo domingo.

En este sentido, el alcalde, Daniel de la Rosa, ha asegurado que el Tribu «no es un festival independiente más» sino un «festival abierto a la participación» y de carácter gratuito en su mayor parte. De hecho, sólo un puñado de actividades se han planteado previo pago, incluida la actuación de Xoel López, que este año será el cabeza de cartel en el apartado musical. Su concierto se celebrará el próximo domingo a partir de las 20:30 en el Teatro Principal.

El artista gallego encabeza una apuesta musical en la que también destacan figuras como Cupido, Jungle By Night, LaDama Blanche o la propia Soledad Vélez. Se trata, en muchos casos, de artistas emergentes y que cumplen con la paridad planteada desde la organización.

Héctor Aguilar y Nuria Barrio han firmado hoy el acuerdo.
Héctor Aguilar y Nuria Barrio han firmado hoy el acuerdo. / GIT

Aparte de música, el festival contará en esta ocasión con una gran apuesta en otros ámbitos, como la gastronomía en el paseo del Espolón o el cine documental. También será significativa la apuesta por la arquitectura efímera, que en esta ocasión se desarrollará en la Plaza Mayor. De hecho, esa es una de las grandes novedades de este año, ya que el escenario principal se traslada desde la plaza de San Juan hasta la Plaza Mayor.

De momento, las tres actividades desarrolladas han sido un «éxito» que se confía en prorrogar durante todo el festival, según ha señalado Aguilar. En este sentido, cabe recordar que el año pasado fueron alrededor de 32.000 las personas que disfrutaron de alguna de las citas programadas en un festival que, además, mantiene un compromiso medioambiental. En esta ocasión, todos los vasos servidos en las barras servirán como compstaje y se utilizarán para plantar dentro de un tiempo varios árboles en la ciudad.

Más apoyo

Con todo, el acuerdo alcanzado con el IMCyT ha llegado a última hora, una circunstancia que desde el Ayuntamiento se quiere evitar a futuro. De hecho, el Plan Estratégico aún adeuda 21.000 euros al festival y todavía se está pendiente de la liquidación del mismo.

Sea como fuere, desde la organziación insisten en que el festival «necesita crecer con lógica», ya que, con el presupuesto actual «es un milagro tener trascendencia», sobre todo fuera de la ciudad.