Fomento acepta las torres de Quesos Angulo, que no quitan luz a los vecinos de la zona

La parcela lleva años esperando la construcción de los nuevos edificios/BC
La parcela lleva años esperando la construcción de los nuevos edificios / BC

El Consejo de la Gerencia ha dado luz verde a la modificación puntual del PGOU que permitirá levantar dos torres de 13 y 16 alturas/ Un informe técnico rechaza que el proyecto reste luz a los edificios próximos

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

El proyecto para levantar dos torres de 13 y 16 metros, respectivamente, en el solar de Quesos Angulo sigue adelante. El Consejo de la Gerencia de Fomento aprobó ayer, de manera definitiva, la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá a Residencial Toscana desarrollar la promoción de viviendas prevista, con esas dos torres y un tercer edificio de siete plantas para su conexión.

Con los votos en contra de Imagina y Raúl Salinero, y el apoyo del resto de los grupos municipales, Fomento informó favorablemente una modificación que permitirá ejecutar un proyecto urbanístico más acorde con los tiempos que corren. Se abandona el diseño de manzana cerrada, recogido en el PGOU de Prointec, y que se trasladó a los sucesivos planes urbanísticos, apostando por una manzana abierta de edificios de diferentes alturas, ha recordado Ana Bernabé.

La responsable de Fomento ha recordado que, el proyecto inicial impulsado en 2012, planteaba un edificio en forma de cubo con un patio central y bloques de la misma altura. Sin embargo, años después ese modelo ya no encaja en los nuevos diseños urbanísticos, ni tampoco en las medidas estratégicas de eficiencia energética, de ahí que Residencial Toscana plantease un proyecto alternativo.

Información relacionada

Su propuesta pasa por levantar tres edificios, dos de 16 y 13 plantas y un tercero de 7, dejando uno de los laterales de la parcela libre de construcción. De este modo, las nuevas viviendas reciben luz y sol sin depender de un patio central. Inicialmente, los bloques iban a contar con 6 plantas, pero si se elimina uno de los laterales, toca garantizar el aprovechamiento urbanístico concedido a la parcela aumentando las alturas del resto de la edificación, y en ese sentido ha ido la modificación del PGOU aprobada.

Eso sí, el incremento de alturas no tendrá afección sobre el resto de edificios próximos, tampoco en el caso de los vecinos de la calle Santa Genoveva Torres, que son los que se han mostrado más críticos con el proyecto. De hecho, son responsables de la mayoría de las 111 alegaciones interpuestas durante la fase de exposición pública, y que han sido rechazadas por los técnicos municipales.

El estudio de soleamiento realizado ante la petición de los vecinos garantiza que ninguno de ellos perderá luz o sol con la nueva construcción, así que no hay motivo para rechazar la modificación del PGOU, ha apuntado Ana Bernabé. Con el visto bueno de Fomento, se llevará al Pleno de octubre para su aprobación definitiva.

Casa del Cubo

Por otra parte, en el Consejo de la Gerencia de Fomento se ha analizado también el frente que el Ayuntamiento tiene abierto con Copsa por la intervención en la Casa del Cubo, que dio lugar al Albergue de Peregrinos y una promoción de vivienda protegida. Raúl Salinero calificaba ayer la gestión de «chapucera» y más aún la solución propuesta, sin embargo Bernabé ha asegurado que las explicaciones dadas por el concejal no adscrito no se ajustan a la realidad.

El problema es mucho más complejo, tiene que ver con errores cometidos por el propio Ayuntamiento, entre otros «infortunios». Lo principal, el hecho de que no se contemplase que el suelo era un bien de dominio público, así que no se podía vender sin antes desafectarlo. Así, Copsa se encontró con no pocos problemas a la hora desarrollar el proyecto previsto, con remodelación del edificio existente y construcción de viviendas, y no pudo cumplir con todo lo comprometido.

La concejal insiste en que todo es mucho más complejo que decir que el Ayuntamiento se va a quedar sin las 27 plazas de aparcamiento que le correspondían o el patrimonio que le ofrecía Copsa. De ahí que el asunto se quedase ayer sobre la mesa para que los grupos municipales pudiesen estudiar con tranquilidad la documentación y la propuesta técnica planteada.

 

Fotos

Vídeos