Gómez pide «reflexión» tras los «desastrosos» datos de turismo, con una caída del 9% en rentabilidad económica

El turismo cae en el primer semestre del año/PCR
El turismo cae en el primer semestre del año / PCR

El concejal no adscrito insiste en acabar con las «subvenciones» de vuelos a Barcelona, que solo contribuyen al turismo catalán

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Los datos turísticos que deja el semestre en la capital son «para estremecerse»; datos «desastrosos» fruto de una política de promoción turística inadecuada, a salto de mata y de ocurrencias. Al menos así lo entiende Fernado Gómez, concejal no adscrito y que estuvo al frente del área de Turismo mientras formaba parte del Gobierno del Partido Popular. Gómez critica, una vez más, la «irresponsabilidad política» de desmontar el Plan Estratégico sin tener lista la Sociedad de Promoción.

Se ha realizado un relevo «traumático» con consecuencias, que no son otras que un «retroceso» en la política turística de la ciudad, y así lo evidencian los datos. El Barómetro de la Rentabilidad y el Empleo de los Destinos Turísticos Españoles de Exceltur muestra que la plaza burgalesa ha perdido casi un 9% de rentabilidad económica, con un descenso concreto del 8,8% durante el primer cuatrimestre del año, mientras que esa rentabilidad sube en el resto de capitales españolas.

Más información

Es más, Burgos está a la cola nacional y también presenta descensos en la rentabilidad por habitación disponible, pasando de los 29,7 euros en 2017 a los 24,7 euros actuales, cuando la media nacional es de 58,1 euros. Unos resultados que tienen su reflejo en el ámbito laboral, pues mientras el índice anual presenta un incremento del 5%, en Burgos se ha perdido empleo, con un descenso del 1,3%. «Con la irresponsabilidad de hacer del turismo un arma política estamos dejando gente en la cola del paro», ha apuntado Fernando Gómez.

Reflexión «profunda»

Por ese motivo, el concejal no adscrito reclama una «profunda reflexión» por parte de los responsables de este «desastre», y plantea una serie de medidas para reconducir la situación. La primera es «reconocer el error», sobre todo el desmantelamiento del Plan Estratégico antes de haber puesto en marcha la Socieda de Promoción. Después, Gómez considera fundamental que se eliminen las «subvenciones encubiertas» que sufragan las vacaciones de los burgaleses a Barcelona, denunciado el convenio del Aeropuerto de Burgos.

El edil insiste en que los 1,2 millones que cuesta anualmente el convenio es diez veces más de lo que se invirtió en el proyecto de Burgos como Capital Española de la Gastronomía, y cuyas intervenciones previstas, como Motores Humanos, todavía no se han desarrollado. Igualmente, Gómez pide recuperar el Observatorio de Turismo, que arrancó en 2013 pero hace dos años que no funciona, e incluir al Consejo Consultivo de Turismo en la Sociedad de Promoción, para que los políticos dejen de «creerse expertos en turismo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos