La Guardia Civil decomisa un cepo escondido en el vallado de una instalación deportiva

Cepo decomisiado/BurgosConecta
Cepo decomisiado / BurgosConecta

El instrumento estaba semienterrado e instalado junto a un pasos de animales salvajes

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

El Seprona ha decomisado un cepo, considerado como arte prohibida para la caza, que se encontraba instalado en la valla perimetral de una instalación deportiva. Se han levantado actas denuncias, tanto a la empresa responsable por carecer de autorización para la tenencia y uso del artilugio como al titular del terreno por dificultar la labor inspectora de los guardias civiles.

Los hechos tuvieron lugar cuando una patrulla, en servicio preventivo de localización de venenos y procedimientos masivos no selectivos para la captura o muerte de animales, descubrió un cepo metálico semienterrado y tapado con la hojarasca, instalado en un paso o 'gatera' practicado por animales silvestres en un cercado perimetral de una finca dedicada a uso deportivo.

Tras entrevistarse con la empresa encargada del mantenimiento, esta carecía de las debidas autorizaciones administrativas para la tenencia y uso de este tipo de artes catalogadas como prohibidas para la caza, si bien en el momento de la visita no había animales atrapados. Aunque el cepo ha sido finalmente decomisado, la actitud del propietario del recinto, obstaculizando y dificultando la labor inspectora de los guardias civiles permitió que el artilugio pudiera permanecer expuesto casi 24 horas más.

Esta acción podía haber puesto en grave riesgo no solo la vida de animales silvestres y domésticos, sino la integridad de las personas, que desconocedoras de su existencia pudieran haber quedado atrapadas o sufrir lesiones en caso de accionarse. No era la primera vez que se habían detectado este tipo de prácticas prohibidas en el recinto de la instalación deportiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos