La Guardia Civil esclarece 67 robos cometidos en repetidores de telefonía de Burgos

La Guardia Civil esclarece 67 robos cometidos en repetidores de telefonía de Burgos

El presunto autor, detenido recientemente, está acusado de un total de 78 robos en cinco provincias/ Habría sustradío material valorado en 230.000 euros

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Guardia Civil ha detenido en Burgos a V.M.C., de 44 años, como presunto autor de 78 delitos de robo con fuerza realizados en repetidores de telefonía de varias provincias. En dichos robos se habían sustraído 46.000 kg de material, valorado en más de 230.000 euros.

Además se ha investigado a I.B.V., de 42 años, acusado de un delito continuado de receptación y falsedad documental. En la operación se ha intervenido un vehículo utilizado en los robos y se ha efectuado un registro domiciliario donde se han aprehendido numerosos efectos vinculados con los hechos delictivos investigados.

El pasado mes de agosto una empresa operadora de telefonía denunció el robo de baterías y otros materiales en la estación base ubicada en Villariezo. A partir de ese momento, los guardias civiles de la Comandancia de Burgos a cargo de la investigación comenzaron a detectar indicios de que pudieran haberse cometido robos similares en otros repetidores cercanos, por lo que se solicitó a las empresas de telefonía que realizaran comprobaciones exhaustivas en sus estaciones. En ese momento se detectaron otros 12 robos similares en repetidores ubicados en la provincia de Burgos y Soria.

Tras un análisis minucioso de cada robo, los investigadores descubrieron que el modus operandi había sido el mismo, sustrayendo el mismo tipo de material en todos los robos, ejecutándolos con una gran meticulosidad, y generando los mismos daños en las instalaciones.

El ahora detenido era el encargado de realizar una serie de cortes metódicos en la instalación del cableado para sustraer las baterías de las que estuviera dotada la estación, dejando como consecuencia del robo sin cobertura a la operadora afectada en la demarcación que cubría ese repetidor de telefonía.

Una vez detectado al autor, los guardias civiles vigilaron sus movimientos, observando cómo entregaba las baterías y el material sustraído. Con ello se descubrió a la persona que le compraba el material (cometiendo un delito de receptación), y se logró establecer una relación directa entre las fechas de la comisión de los robos, la entrega del material y su ocultación.

La investigación finalizó días atrás con la detención del presunto autor de los robos. En el registro del vehículo utilizado en los robos se encontraron diversos útiles y la ropa que usaba para cometerlos.

Mediante autorización del Juzgado de Instrucción nº 4 de Burgos se registró un domicilio en una localidad de Cantabria, donde se incautó diverso material y documentación utilizada para la comisión de los robos, así como un GPS con el que el autor localizaba los repetidores.

Posteriormente se procedió a investigar a I.B.V. como presunto autor de un delito continuado de receptación, ya que era quien posteriormente vendía lo robado, obteniendo con ello un beneficio de más de 60.000 euros.

Fruto del análisis de la información obtenida en la investigación, se ha logrado esclarecer un total de 78 robos con fuerza en repetidores de telefonía ubicados en las provincias de Burgos (67), León (4), Soria (3), Valladolid (2) y La Rioja(2). En dichos robos se habían sustraído más de 46.000 kg de material, valorado en más de 230.000 euros.

El detenido como presunto autor material de los robos, tras su puesta a disposición judicial, ingresó inmediatamente en prisión preventiva.

 

Fotos

Vídeos