Guinea pide liderazgo político en el IMC, ahogado por la burocracia

Imagen de la Noche Blanca/IAC
Imagen de la Noche Blanca / IAC

La concejal acusa a Lorena de la Fuente de «dejadez» y asegura que la programación cultural se atasca por una gestión «desastrosa»

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La concejal no adscrita Blanca Guinea ha vuelto a arremeter contra la dirección política del Instituto Municipal de Cultura y Turismo (IMCyT). En concreto, Guinea ha acusado a Lorena de la Fuente de «dejadez, falta de liderazgo e incapacidad para innovar», pues como presidenta del IMC su gestión es «desastrosa», una «incapacidad» que comparte con el vicepresidente, José Antonio Antón.

Guinea ha mostrado su preocupación por la situación que atraviesa actualmente el instituto, «ahogado» en gestiones burocráticas tras los cambios registrados en la Ley de Contratos del Sector Público. Una burocracia que atasca los expedientes y que puede poner en peligro programaciones ya consolidadas, ha insistido. Por ese motivo, la edil reclama liderazgo político y «un mínimo de programación», pues muchos de los problemas se solucionarían con previsión.

El IMC cuenta con unos «profesionales magníficos que se ven ahogados en cuestiones administrativas por falta de capacidad política», ha reiterado. De ahí que Blanca Guinea pidiese ayer, durante la reunión del Consejo, que se aclaren los procedimientos administrativos en materia de contratación, seguridad y necesidades técnicas, a fin de desbloquear la situación en el IMC.

«Vendetta» contra el Bupolsa

Por otra parte, su compañero Raúl Salinero, también concejal no adscrito, ha criticado el trato que recibe el Bupolsa, que está siendo «acosado por el PP y por algunas personas de Instalaciones Deportivas». Salinero asegura que les deniegan entrenar «en condiciones dignas», alegando que la instlación de las porterías de fútbol 7 y fútbol 11 debe correr a cargo de un técnico municipal.

El edil considera que esta situación es una «vendetta» del PP, que en 2016 ya quiso sacar al Bupolsa de San Amaro pero no lo consiguió. En su opinión, con invertir 100 euros para colocar contrapesos en las porterías sería suficiente para solucionar el problema que el equipo pudierse entrenar sin requerir la asistencia de los técnicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos