Los hosteleros confían en «acercar posturas» con De la Rosa para cerrar un acuerdo sobre la nueva ordenanza de terrazas

El buen tiempo ha favorecido la actividad de las terrazas en las últimas semanas/PCR
El buen tiempo ha favorecido la actividad de las terrazas en las últimas semanas / PCR

La Federación de Empresarios de Hostelería de Burgos han solicitado reunión con el nuevo gobierno municipal y ven opciones de acuerdo | El sector ha vivido un buen primer semestre y se prepara para un verano de gran actividad

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

La nueva ordenanza de terrazas que tramita el Ayuntamiento de Burgos, y cuya aprobación ha quedado paralizada por las convocatorias electorales, tiene que satisfacer las necesidades de todos los colectivos, sean hosteleros o ciudadanos de a pie. Para ello, es necesario «sentarse a hablar» y buscar un consenso, explica el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Burgos, Enrique Mata.

«El Ayuntamiento se está asentando», afirma Mata, así que los hosteleros le van a dar tiempo al nuevo equipo de Gobierno, aunque ya han solicitado una reunión para abordar estas y otras cuestiones de interés del colectivo. «Nos tenemos que sentar con ellos», insiste el presidente, y «crear una ordenanza que sea positiva para todos, para hosteleros y ciudadanos», así que están pendientes del Consistorio.

Mata reconoce que ya tuvieron, durante el anterior mandato, contactos con Daniel de la Rosa, y «sí existía un acercamiento», de ahí que el presidente de los hosteleros espera «poder acercar posturas y cerrar una ordenanza que sea buena para todos». Enrique Mata recuerda que, incluso cuando se reunieron con De la Rosa y la anterior concejal de Licencias, Ana Bernabé, pudieron comprobar que había condicionantes que preocupan a los hosteleros pero que no habían tenido en cuenta en el Ayuntamiento, de ahí que confíe en la posibilidad de cerrar un acuerdo satisfactorio.

Buen año

Mientras, el colectivo afronta un verano de gran actividad, «la parte más fuerte del año». El primer semestre ha sido bueno. «Hemos tenido un buen invierno», apunta, no ha hecho frío excesivo y tampoco ha llovido mucho, así que en febrero y marzo han podido sacar las terrazas a la calle. También para los hoteles está siendo un buen año y todo repercute positivamente en la actividad hostelera.

De este modo han llegado hasta las Fiestas de San Pedro y San Pablo, que también han funcionado muy bien para los establecimientos de hostelería. Se han incrementado las ventas entre un 10% y un 15%, y el tiempo ha acompañado, reconoce Mata. «Ha hecho un tiempo excepcional» y la gente se ha animado a salir, aunque en los días de más calor la actividad ha estado casi parada en las horas centrales, y con las terrazas y los establecimientos llenos a última hora de la jornada y por las noches.

Enrique Mata se muestra confiado en poder cerrar el año en positivo, pero también en trabajar para prepararse para el 2021 y la conmemoración del VIII Centenario de la Catedral de Burgos. «Va a marcar un antes y un después», admite, y hay mucha voluntad en la sociedad burgalesa para aprovechar esta oportunidad. «Será un año importante para Burgos» y, sobre todo, hay que trabajar para asentar y consolidar toda la actividad y el turismo que lleguen con la conmemoración.