Los hosteleros niegan inflado de precios y piden a Lacalle que se ocupe de los ilegales

Las críticas del alcalde han ido contra los hoteles/PCR
Las críticas del alcalde han ido contra los hoteles / PCR

Luis Mata insiste en que generalizar en precios es como decir que todos los políticos son unos chorizos

PATRICIA CARRO

La hostelería burgalesa está muy molesta con el alcalde, Javier Lacalle. Sus últimas declaraciones, en las que hacía un llamamiento a los hoteles para que «moderasen» los precios de las habitaciones tras recibir críticas de algunos participantes en congresos celebrados recientemente en la capital, no han sentado nada bien. Y no es una cuestión de que el sector de hostelería lleve mal las críticas, sino de que lo consideran un «ataque» injustificado, pues las cifras ofrecidas por el alcalde son «irreales». No se inflan los precios para aprovecharse de una cita congresual.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Burgos, Luis Mata, ha asegurado que los hosteleros están «muy sorprendidos» y ya han exigido explicaciones a Javier Lacalle. Quieren saber de dónde han sacado la información que ofrecieron días atrás a los medios de comunicación y con la que aseguraron que se habían detectado incrementos del 100 por cien en el precio final de habitaciones, pasando de 150 euros a más de 300. «Insinuar que el precio medio es de 4o0 euros es absurdo», ha insistido Mata.

«Puedo asegurar que las habitaciones no se venden a 400 euros» LUis Mata, presidente de los hosteleros de Burgos

Para empezar, los precios medios registrados en septiembre en hoteles de cuatro estrellas han sido de 71,84 euros. Y en hoteles de tres estrellas, de 52,12 euros. El presidente no duda de que, en algún caso, el precio final haya sido más elevado, pues «el precio es libre» y ni una asociación profesional ni una administración le puede decir a un empresario a qué precio debe vender su servicio. Sin embargo, generalizar y decir que los hosteleros inflan los precios y venden las estancias a 400 euros «es de chiste».

Y Mata lo tiene muy claro, es lo mismo que decir que todos los políticos son unos chorizos o que todos los conductores circulan por carretera a 250 kilómetros por hora. «Ni creo lo uno ni creo lo otro», ha apuntado, y «puedo asegurar que las habitaciones no se venden a 400 euros», algo que se puede comprobar muy fácilmente. Por ese motivo, las declaraciones del alcalde «han creado mucho malestar», pues dan una imagen equivocada del sector. Eso sí, el presidente recuerda que algunos inflados de precios derivan directamente del organizador de congresos.

Los ilegales

«La inacción de Lacalle le hace cómplice de la ilegalidad» LUis Mata, presidente de los hosteleros de Burgos

En ciertas ocasiones, la organizadora se lleva un porcentaje de los servicios contratados, así que cuantas más habitaciones se reserven, y a mayor precio, mejor. Así las cosas, Luis Mata recomienda al alcalde que, antes de hablar, contraste la información. Y que «se preocupe de las críticas que se hacen a la política turística, que ya se ocuparán los hosteleros de las que se hacen a hostelería». También, el sector reclama mayor vigilancia frente a los establecimientos de «dudosa legalidad» o directamente ilegales. «Su inacción le hace cómplice» de esa ilegalidad.

Por otra parte, la Federación de Empresarios de Hostelería cuestiona el balance turístico ofrecido por Lacalle. Los datos de las estadísticas de la Junta hablan de que a Burgos llegaron entre julio y septiembre 539.890 viajeros, 80.000 más que en 2016. Y en septiembre el incremento fue de 79.000, llegando a los 152.094. Luis Mata afirma que el mes ha sido más productivo para la provincia, con un incremento del 10 por ciento en las visitas, que para la capital, que se ha quedado con una subida del 1,8 por ciento.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos