Se incrementa un 3,4% el número de usuarios de los centros cívicos

El centro cívico de Capiscol lideró el alta de nuevos usuarios./GIT
El centro cívico de Capiscol lideró el alta de nuevos usuarios. / GIT

La reapertura total del centro cívico de Río Vena permite que se incrementen un 9,5% el total de usos de los cívicos | La red de centros cuenta ya con más de 100.000 carnets

Gabriel de la Iglesia
GABRIEL DE LA IGLESIABurgos

Plena satisfacción. El Ayuntamiento ha cerrado el ejercicio de 2017 registrando un más que significativo incremento de todos los índices vinculados al trabajo diario de los centros cívicos, empezando por el número de usuarios. Y es que, tal y como refleja la memoria de actividad del ejercicio, presentada hoy por la concejala de Servicios Sociales, Gema Conde, durante el pasado 2017 se emitieron un total de 3.464 nuevos carnets.

Ese incremento, que en términos relativos supone alrededor del 3,4%, ha permitido que la red de centros cívicos de la ciudad supere la barrera de los 100.000 carnets, aunque la propia Conde ha reconocido que hay que «depurar» los datos de los usuarios más antiguos.

En esta dinámica, el centro cívico que mayor volumen de nuevos usuarios tuvo en 2017 fue el de Capiscol, con 691 nuevas altas, seguido por el de San Agustín, con 592. Como apunte añadido, cabe destacar que el 71% de los usuarios son mujeres, mientras que el 29% restantes son hombres.

Asimismo, este dato, unido a la reaprtura total del centro cívico de Río Vena, cuya actividad se vio condicionada en 2016 por la ejecución de la primera fase de remodelación, ha permitido que el volumen de usos se dispare un 9,5%, compensando con creces la caida registrada en 2016. En total, los siete centros cívicos de la ciudad contabilizaron 1.408.427 usos, es decir, unos 4.380 usos al día. También ha ayudado en este sentido la ampliación del propio horario, que a partir del último cuatrimestre del pasado año tienen una hora más de apertura.

En todos los ámbitos

A este respecto, Conde ha subrayado que el incrmeento de actividad se ha repartido por todos los ámbitos de actuación. Así, ha aumentado un 16,7% el uso de las bibliotecas -empujado por la recuperación de los datos de Río Vena-, el de las ludotecas -incluido el préstamo de juguetes al HUBU-, el volumen de inscritos en las diferentes actividades para adultos y niños o la cesión de espacios a colectivos y usuarios (un 13%).

Con todos estos datos sobre la mesa, el departamento de Servicios Sociales no puede sino sentirse «orgulloso» del trabajo realizado. Un orgullo ratificado, según Conde, por los propios usuarios, que consideran que se trata de «uno de los servicios mejor valorados por los ciudadanos». Así lo demuestran las quejas -pocas- y las sugerencias, calificadas de «muy interesantes».

 

Fotos

Vídeos