La Inspección de Trabajo considera falta grave el trato a los trabajadores de las residencias de Cortes y Fuentes Blancas

Entrada al complejo de Fuentes Blancas./
Entrada al complejo de Fuentes Blancas.

La Inspección de Trabajo considera, además, que las direcciones de los centros están abusando de los cambios de los calendarios de los Auxiliares de Enfermería

Andrea Ibáñez
ANDREA IBÁÑEZBurgos

La Inspección de Trabajo ha señalado como infracción grave la actuación de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León con sus trabajadores de la Residencia Asistida de Fuentes Blancas y la Residencia Mixta de Personas Mayores Burgos I (Cortes).

Tras una denuncia de UGT-FeSP de Burgos, la Inspección de Trabajo ha considerado como falta grave el trato que las direcciones de los dos centros da a sus trabajadores. Además, considera que las direcciones de los centros están abusando de los cambios de calendarios de los Auxiliares de Enfermería para cubrir faltas de personal y las necesidades en situaciones normales en el funcionamiento de los centros como permisos, vacaciones o incapacidad temporal de larga duración.

Yolanda Reyes, delegada sindical de FesP-UGT Burgos, reconoce los hechos que sufre la plantilla. «Sufrimos continuamente cambios de días, de turno y de calendario por una falta de personal que llevamos denunciado años y que se podría cubrir con gente de la bolsa de empleo».

A pesar del requerimiento a su favor, tienen pocas esperanzas depositadas en que la situación cambie. El siguiente paso de los trabajadores en caso de que la situación no mejore, pasaría por denunciarlo al Juzgado e intentar de este modo poner fin a este «abuso de necesidades de servicio». Traducido este abuso a cifras, en lo que llevamos de año han sufrido más de 400 necesidades de servicio, es decir más de un cambio al día, algo que hace imposible «la conciliación de la vida laboral y familiar» para este colectivo.

 

Fotos

Vídeos