Un joven se inventa un robo con fuerza para que su pareja no le controle los mensajes de su móvil

Los mensajes del móvil fueron los detonantes de la falsa denuncia. /BC
Los mensajes del móvil fueron los detonantes de la falsa denuncia. / BC

Además de la primera denuncia, amplió en dos ocasiones los datos del robo en la Comisaría

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

Un joven de 24 años que regenta una peluquería ha sido detenido por simular un delito y poner una denuncia falsa en la Comisaría Provincial en la que manifestaba que había sufrido un robo en el interior del establecimiento el pasado mes de enero.

En un primer momento relató que, al abrir una tarde el establecimiento y al no haber todavía ningún cliente, se dirigió a un bar cercano durante una media hora, cerrando la puerta sin llave, ya que se encontraba cerca. Al llegar se percató de que durante la ausencia le habían sustraído dos máquinas corta pelo y su teléfono móvil.

En el transcurso de unos días, volvió a la comisaría para ampliar datos con respecto al robo, recordando que se había ausentado menos tiempo del que dijo en un primer momento, que su mujer estaba en el interior de la peluquería realizando labores de limpieza aunque no se había percatado del robo y que para sustraer los efectos habían forzado un cajón.

Pero como hay no dos sin tres, regresó a las dependencias policiales por tercera vez para dar cuenta de la recuperación del teléfono móvil por parte de un amigo, que lo había encontrado en la calle.

Las denuncias y otros indicios llevaron a los investigadores a sospechar que el hecho denunciado fuera simulado, por lo que el denunciante fue citado para prestar declaración, en la que reconoció de forma voluntaria haber mentido para justificar ante su pareja la pérdida del teléfono, cuando en realidad lo tenía en su poder, pretendiendo con ello ocultarlo y evitar problemas con su pareja ya que ésta pretendía fiscalizar los mensajes que el denunciante había mantenido con terceras personas. Y la mejor opción que se le ocurrió para deshacerse del teléfono era simular un robo con fuerza en su negocio.

 

Fotos

Vídeos