Las lluvias incrementan las salidas de Bomberos por enjambres, mientras se reducen los incendios de vegetación

Gema Conde, concejal de Seguridad Ciudadana, y Julio Estébanez, subjefe de Bomberos/PCR
Gema Conde, concejal de Seguridad Ciudadana, y Julio Estébanez, subjefe de Bomberos / PCR

El Parque de Bomberos pide precaución de los burgaleses pues, con el calor y la gran vegetación, crece el riesgo de fuegos forestales

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Las intervenciones del Parque de Bomberos de Burgos por retirada de enjambres se han incrementado un 145% en los meses de junio y julio de este año, con respecto al mismo periodo de 2018. Así, los efectivos han tenido que realizar 86 salidas frentre a las 35 del pasado año, si bien en su mayoría se refieren a ejambres de abejas, pues las avispas se eliminan y, de momento, Burgos se está librando de la presencia del avispón asiático.

El subjefe del Parque de Bomberos, Julio Estébanez, ha reconocido que las abejas son «caprichosas» e instalan sus enjambres provisionales por toda la ciudad, sin que predominen en un lugar más que en otro. Los bomberos acuden a la retirada del enjambre, con traslado cuidadoso de las abejas, pues son animales protegidos, a una ubicación más definitiva, y así acabar con cualquier tipo de peligro.

Más información

El incremento de las intervenciones es consecuencia, principalmente, de las lluvias que nos acompañado durante toda la primavera y buena parte del verano, pues han hecho proliferar estas especies. También las lluvias son las responsables de un inicio de verano tranquilo en lo que se refiere a incendios forestales, con 8 salidas de los Bomberos de Burgos frente a las 24 que realizaron entre junio y julio de 2017, un año mucho más seco, ha apuntado Estébanez.

Eso sí, ahora que ha dejado de llover, y con la gran vegetación que se encuentra por nuestros campos, el subjefe de Bomberos pide precaución a los burgaleses, pues entramos en un momento muy peligroso. «No se puede bajar la guardia», ha insistido, y toca ser cuidados a la hora de utilizar maquinaria, realizar fuegos o andar por las zonas verdes.

Rescate de personas

Por otra parte, en el Parque de Bomberos están preocupados por el incremento del número de intervenciones relacionadas con el rescate y ayuda de personas en sus domicilios. Entre junio y julio han realizado 47 salidas de estas características, para ayudar a personas que se han caído en casa, que no pueden acceder a la puerta, que no responden al teléfono o, incluso, a familiares de personas mayores o dependientes que requieren de algún tipo de ayuda puntual.

Julio Estébanez explica que, tras su intervención, se ponen en contacto con los Servicios Sociales del Ayuntamiento para que conozcan la situación y puedan actuar, sobre todo en los casos más delicados. Este tipo de salidas fueron 36 en 2017 y 21 en 2016, lo que evidencia una progresión al alza, con un incremento «significativo».

En total, entre junio y julio los bomberos de Burgos han realizado 471 intervenciones, de las cuales, 250 fueron coordinadas con la Diputación. De nuevo, los incendios en contenedores han sido una de las salidas más habituales, 32 en total, y también los achiques por causa de las lluvias (una treintena). Eso sí, el viento no ha azotado tanto este año como el pasado, pues las intervenciones han bajado de 35 a 6.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos