Las lluvias de los primeros cinco meses en Burgos ya superan a las caídas durante todo 2017

Las lluvias del mes de mayo llegaron, en algunos casos, acompañadas por fuertes tormentas./GIT
Las lluvias del mes de mayo llegaron, en algunos casos, acompañadas por fuertes tormentas. / GIT

Mayo se cierra con 45,4 litros por metro cuadrado, lo que eleva la cifra de precipitaciones en 2018 a 348,9 y sobrepasa los 321,4 del anterior ejercicio

César Ceinos
CÉSAR CEINOSBurgos

Ya ha llovido más en 2018 que durante todo el año pasado en Burgos. Muchos vecinos podrían calcularlo a ojo -sobretodo después de tener que abrir el paraguas de forma recurrente-, pero la información de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) lo corrobora. De enero a mayo han caído un total de 348,9 litros por metro cuadrado; una cifra que supera los 321,4, el dato que registró la estación meteorológica del aeropuerto de la capital, la que toma como referencia el ente público del «tiempo», desde Año Nuevo a la Nochevieja de 2017.

El mes que se llevó la palma -en lo que a precipitaciones se refiere- fue marzo con 124,2 litros por metro cuadrado, más de un tercio de lo anotado en los primeros cinco meses del año. En este periodo, además, está el récord de lluvia caída en un día. El 9 de marzo, el pluviómetro alcanzó los 20,4 litros por metro cuadrado. No sobrepasa la máxima marca de una jornada de 2017 (el 19 de junio de 2017 se anotaron 31,8 litros), pero está por encima de lo registrado en meses de enero, abril, julio, septiembre y octubre del anterior ejercicio.

A continuación, se situó abril, con 79 litros por metro cuadrado; enero, con 50,2 litros; febrero, con 50,1 litros y cierra la lista mayo con 45,4 litros por metro cuadrado, pese a la sensación generalizada de intensas precipitaciones, ante la existencia de algunas tormentas importantes. El de mayo es el único dato mensual inferior al del año pasado, puesto que doce meses antes cayeron 67,6 litros. El resto de cifras de 2017 son sensiblemente más inferiores, en especial el primer mes, con solo 6,8 litros, o el cuarto, con 13 litros. La sequía se agravó con datos como los de julio, con solo 6,4 litros, o septiembre, con 3,8 litros.

Los guarismos de 2018 sobrepasan y, por mucho, a los valores calificados como normales para Burgos, es decir a la media de las lluvias registradas en el treintenio que va desde 1981 a 2010. Los litros ideales de los cinco primeros meses son 237: en enero 44; en febrero 35; en marzo, 34; en abril, 64 y en mayo, 63. A excepción de este último, que lo caído es inferior, se podría calificar el 2018 de excesivamente lluvioso, ya que, al menos por ahora, se han registrado 111,9 litros por metro cuadrado más que en 2017.

Casi los mismos días de lluvia que en 2017

En el periodo analizado se han anotados 57 días en los que ha llovido más de 1 litro por metro cuadrado, lo que equivale a que ha llovido aproximadamente cada 2 días y medio. Esta estadística se acentúa en marzo, puesto que de los 31 días del mes se sobrepasó el límite establecido por la AEMET en 19 jornadas; mientras que en abril hubo precipitaciones durante 13 días. El resto de periodos fueron más estables, ya que en enero solo llovió durante 8 días, los mismos que en febrero, y en mayo, 9 días. El cambio de anualidad seca a año lluvioso también es patente al analizar que en 2017 solo llovió 1 de cada 6 días; es decir, 60 días, únicamente tres más que en los primeros 151 días del presente ejercicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos