Álvar y Mateo, los dos primeros niños del 2019 en Burgos

El pequeño Mateo descansa tranquilo en brazos de su padre/PCR
El pequeño Mateo descansa tranquilo en brazos de su padre / PCR

El pequeño Álvar ha nacido a las tres y cuarto en el Hospital Recoletas, mientras que Mateo lo ha hecho una hora más tarde en el HUBU

Patricia Carro
PATRICIA CARROBurgos

Se llaman Álvar y Mateo y son los primeros niños del 2019 en Burgos. Alvar ha nacido a las 3:15 en el Hospital Recoletas mientras que Mateo lo ha hecho a las 4:32 en el Hospital Universitario de Burgos, según han confirmado a BURGOSconecta fuentes de sendos centros hospitalarios. Ambos niños se encuentran en perfecto estado, al igual que sus madres, y se han convertido en los protagonistas de este 1 de enero.

Álvar es hijo de Inma y Marc, una pareja conformada por burgalesa y barcelonés, que reside en Bélgica por motivos de trabajo aunque conserva su domicilio en Cogollos. El pequeño ha pesado 2,5 kilos y ha medido 50 centímetros y se ha convertido en el tercer hijo de la pareja. De momento se porta bien, «comer y dormir», asegura su padre, aunque con la experiencia que tienen sabe que esa tranquilidad es momentánea.

El pequeño Álvar duerme plácidamente, ajeno a la emoción y la ilusión de sus padres
El pequeño Álvar duerme plácidamente, ajeno a la emoción y la ilusión de sus padres / BC

En declaraciones a BURGOSconecta, Marc reconoce que están muy contentos, aunque todavía no han podido descansar, pues tras el nacimiento y las primeras horas han llegado las visitas. El parto fue algo largo pero todo ha salido bien y lo importante es que ahora Inma y Marc han sumado un tercer miembro a la familia.

Primerizos

No es el caso de Eoin Sherry y Virginia Pérez, los padres de Mateo, que son primerizos en esto de la paternidad. Mateo ha venido al mundo a las 4:32 horas en el Hospital Universitario de Burgos (HUBU) y se encuentra muy bien. Es un niño muy tranquilo, que está recibiendo con placidez a los periodistas y fotógrafos que se pasan a conocerlo.

Mateo ha pesado 1 kilo 170 gramos y «está bien», ha explicado el doctor Trejo Galán, jefe de guardia del HUBU este 1 de enero. Su madre Virginia también se encuentra bien y, sobre todo, está muy contenta, como el padre de la criatura, Eoin, por cuyas venas corre sangre irlandesa, que ha transmitido a su pequeño. «Mateo es mitad español, mitad irlandés», explica Virginia, y crecerá en Italia, donde vive esta joven pareja desde hace cinco años.

El embarazo lo han seguido médicos de Milán y de Burgos, pero la pareja tenía claro que querían que Mateo naciese aquí. Primero, tienen toda la familia en España y, segundo, la sanidad española es mucho mejor, ha reconocido Virginia. Además, en el HUBU todo el mundo «se ha protado superbien» y han tenido mucha paciencia, pues Virginia ha estado 24 horas ingresada hasta que ha nacido Mateo.

El pequeño es tranquilo, al menos ante las visitas, apunta su padre, quien como primerizo dice que no saben muy bien qué hacer con el bebé. Sin embargo, Mateo tiene claro que en brazos de papá se está muy bien y ni se inmuta cuando llegan periodistas, fotógrafos o personal sanitario. Luego, en la intimidad, se muestra más inquieto, asegura Eoin, pero esto solo es el principio de la gran aventura.

Con su llegada al mundo en 2019, Alvar y Mateo se han convertido en protagonistas por un día. Eso sí, ninguno de los dos ha sido el primer niño de Castilla y León. El privilegio le ha correspondido al segoviano Javier, que nació a las 1:02 horas en el Hospital General de Segovia, hijo de madre española y padre de la República Dominicana.

Temas

Burgos
 

Fotos

Vídeos