Un millar de burgaleses se ha manifestado por una Atención Primaria digna