Minis clásicos se concentran en la planta de Bridgestone en Burgos

Imagen de la concentración/BC
Imagen de la concentración / BC

Han llegado desde Burgos, Madrid y Valladolid para concoer el proceso de fabricación de los neumáticos

ICAL

Nueve Minis clásicos acudieron hoy a la factoría de Bridgestone en Burgos, provenientes de los clubes de Minis de Burgos, Madrid y Valladolid. En esta cita, los propietarios de los compactos británicos pudieron visitar la fábrica y conocer de primera mano el proceso de fabricación de un neumático. Además, para los más pequeños que acudieron a la visita, la planta organizó una entretenida sesión de juegos infantiles.

Durante su visita, los Minis lograron que la planta se trasladase, por un día, a la segunda mitad del siglo pasado, para dar la bienvenida a unos vehículos, pertenecientes en otro tiempo, a la vanguardia y al deseo de muchos conductores.

Algunos de ellos cuentan con más de 50 años a sus espaldas, como los míticos modelos Morris Mini o los Rover Mini, cuya antigüedad obligó a sus propietarios a restaurarlos.

La unidad de negocio de Bridgestone EMEA forma parte del Grupo Bridgestone, la compañía líder mundial en la fabricación de neumáticos y otros productos derivados el caucho. Durante casi 90 años, Bridgestone ha trabajado para ser el nexo de unión entre los vehículos y la carretera, y para garantizar que personas y bienes lleguen a su destino de la forma más segura posible.

Bridgestone Hispania, S.A. es una de las filiales más importantes del Grupo en Europa y se encuentra entre las primeras cien empresas españolas. Con cerca de 3.000 empleados, la compañía posee una oficina de ventas en Madrid y tres fábricas situadas en Burgos, Vizcaya y Santander.

Temas

Burgos