La minoría del PP impide avanzar en la constitución de un nuevo Tribunal Económico Administrativo

Gloria Bañeres, Vicente Marañón y Salvador de Foronda/Gabriel de la Iglesia
Gloria Bañeres, Vicente Marañón y Salvador de Foronda / Gabriel de la Iglesia

El planteamiento de Salvador de Foronda era nombrar a los vocales hoy y que se reúnan, como mínimo, dos veces al mes, pero ambos planteamientos han sido alterados por la oposición

Ismael del Álamo
ISMAEL DEL ÁLAMOBurgos

Sin mayorías es más complicado hacer política. Eso lo sabe bien el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, que esta mañana ha visto como sus intenciones para avanzar en la constitución de un nuevo Tribunal Económico Administrativo (TEA) se han visto frenadas por la oposición. Concretamente, Foronda esperaba poder aprobar el nombramiento de los tres puestos de vocal que están vacantes durante la Comisión de Hacienda. Sin embargo, la oposición ha apostado por aprobar los nombramientos cuando entre los vocales hayan seleccionado al que ejercerá de presidente.

Foronda, resignado, ha confesado que: «pienso que la forma que yo tenía de enfocarlo es más racional, seguramente, pero no tengo ningún inconveniente en ese contexto de negociación». Por eso, ante este giro, el concejal se reunirá mañana con los interesados y les encomendará la tarea de designar un presidente.

De esta manera, tal y como le ha pedido la oposición, el presidente de la Comisión de Hacienda llevará en el orden del día la propuesta conjunta, así como los certificados de incompatibilidad de los nuevos cargos, para que puedan seguir ejerciendo simultáneamente su actual puesto en la administración sin que su papel en el TEA suponga un problema.

Por otro lado, Foronda se ha marcado el objetivo de encontrar una fórmula que permita que el TEA pueda celebrar más de dos comisiones al mes. «A ver si encuentro otra salida para que salgan muchas más ponencias», ha avanzado Foronda. Y es que ante su propuesta de que fuesen dos mensuales como mínimo, para agilizar la tramitación de los expedientes a la espera de resolución, la oposición le ha marcado que sean dos como máximo, considerando que los 400 euros que recibirán por sesión, son suficientes.

En este punto, Foronda ha vuelto a mostrar su resignación por encontrarse en minoría. «Cuando uno no tiene los votos tiene que aceptar, en contra de mi parecer, eso también lo digo». Además, ha justificado su propuesta: «la agilidad es algo importante dentro del Tribunal Económico Administrativo porque da respuesta inmediata a alguien que nos la está pidiendo en tiempo y en forma». Y ha añadido: «si es gente de la calle la que está hay que incentivarla».

Así las cosas, el TEA seguirá a la espera de quedar conformado y posteriormente aprobado en el pleno del próximo 16 de noviembre. Y lo hará con un nuevo reglamento aprobado, después de haber superado su tiempo de exposición pública sin que se haya presentado recurso alguno. Para entonces, el TEA podría retomar su actividad cuatro meses más tarde de que el último presidente decidiera dejar el cargo.

Temas

Burgos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos