Una mujer burgalesa es víctima de una estafa a través de una conocida red social

Agente de la Policía Nacional. /H. Sastre
Agente de la Policía Nacional. / H. Sastre

Las sospechas de una empleada del banco donde la víctima solicitó un préstamo para enviárselo al estafador puso en alerta a la Policía Nacional, después de que éstá ya le hubiese realizado un ingreso de 1.000 euros

Burgos Conecta
BURGOS CONECTABurgos

La Policía Nacional de Burgos investiga una estafa a través de internet, cuya víctima ha sido una mujer burgalesa de 72 años, usuaria de una conocida red social, mediante la cual el estafador contactó con ella.

Los hechos se remontan a noviembre del pasado año cuando la víctima añadió a su grupo de 'amigos' el perfil de un usuario que utilizaba una identidad ficticia, entablando una relación de amistad, que le llevó a confiar plenamente en él. El individuo, en cuestión, se hacía pasar por un militar estadounidense, supuestamente destinado en Afganistán, que la convenció de que en ese país tenía una cantidad importante de dinero en metálico, 800.000 dólares, que quería enviar a España hasta que él pudiera terminar allí su misión. Llegado ese momento se reuniría con ella y mientras eso ocurría sería la encargada de custodiar el efectivo. La maleta conteniendo el dinero la enviaría a través de un diplomático también estadounidense, del que le facilitó nombre.

La víctima recibió días después una llamada del supuesto diplomático que le comunicaba que ya se encontraba en España, concretamente en la estación de Atocha, pero necesitaba que le enviase 1.200 euros, ya que habían retenido la maleta, facilitándole un número de cuenta en el que la víctima finalmente ingresó 1.000 euros. Días después y tras volver a solicitarle el militar 1.500 euros, para otro 'problema' que le había surgido nuevamente al diplomático, la mujer no dudó en solicitar un préstamo por esa cantidad en una sucursal bancaría.

Fue entonces, cuando desde esa entidad se contactó con la Comisaría Provincial, gracias a la sospecha que despertó en la empleada del banco esa petición, temiendo que pudiera tratarse de una estafa. En ese momento, se desplazaron policías del grupo especializado en delitos de esta índole, recabando los datos necesarios para esclarecer los hechos.